Asturias encara un temporal de nieve con espesores de hasta 35 centímetros

Asturias encara un temporal de nieve con espesores de hasta 35 centímetros
Somiedo. Nieve a la entrada del pueblo de Valle de Lago. / E. C.

La Delegación del Gobierno aplica el plan de preemergencia en cuatro carreteras y el Sepa pide que se extremen las precauciones

SARA GARCÍA ANTÓN GIJÓN.

La nieve 'tomará' hoy buena parte de Asturias. Con nevadas a partir de los 900 metros de altitud, la región se teñirá de blanco con unas precipitaciones que caerán sobre el suroccidente asturiano, la zona central y las cuencas mineras y, también, Picos de Europa y el resto de la cordillera Cantábrica. Así lo anuncia la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que sitúa a Asturias dentro de las comunidades autónomas en las que se ha decretado el aviso de alerta naranja. Es decir, de riesgo importante.

35 de las 50 provincias españolas se verán afectadas a lo largo de hoy por un frente que traerá nieve y que en Asturias, según los datos que maneja la Aemet, dejarán capas de 35 centímetros en la cordillera Cantábrica, quince en la zona suroccidental de la región y siete en el área central y las cuencas mineras.

Oleaje en la playa de San Lorenzo este lunes por la noche.
Oleaje en la playa de San Lorenzo este lunes por la noche. / E. C.

Será de madrugada cuando empiecen a caer los copos con intensidad, precipitaciones que se prolongarán durante toda la jornada hasta las seis de la mañana del día siguiente, el miércoles. Donde no nieve, la previsión es que llueva, con especial intensidad en el litoral oriental asturiano.

Así las cosas, las administraciones toman sus medidas para tratar de paliar en la medida de lo posible los efectos que pueda tener la nieve. La Delegación del Gobierno aplica desde las seis de esta mañana y «hasta nuevo aviso» la situación de preemergencia que recoge el protocolo establecido en caso de nevadas de la red de carreteras del Estado en Asturias. Es decir, han quedado desplegadas las máquinas quitanieves ya sobre el terreno de tal forma que se incrementa la rapidez en la respuesta. Con esta iniciativa, asegura el departamento que dirige Delia Losa, «no se requiere que los automovilistas adopten, en principio, medidas especiales». Las carreteras en las que se establecido esta situación de preemergencia son la N-630, la AP66, la A-66 y la N-634.

Ante la previsión de nevadas, el Servicio de Emergencias del Principado (Sepa) ha pedido a la población de las zonas afectadas que «extremen las precauciones» y eviten los desplazamientos en la medida de lo posible.

Además, recordaba el consejero de Presidencia, el Gobierno del Principado mantiene activado en fase de vigilancia y seguimiento el Plan de Nevadas desde el pasado 26 de octubre, un protocolo de carácter estacional que seguirá en esa situación hasta el 30 de abril. Y que se modifica en función de los cambios en las condiciones meteorológicas.

Durante la jornada de ayer, las precipitaciones caídas, además de posibilitar que abrieran las dos estaciones de esquí asturianas -para hoy está previsto que León haga lo propio con la de Leitariegos, complicó la circulación en distintos puntos de la red.

Se tuvo que cerrar unas horas al tráfico de camiones el puerto de Pajares (N-630), entre Asturias y León, por el que los turismos solo pudieron circular con cadenas o con neumáticos de invierno.

Además, en la red secundaria de carreteras se cerró el puerto del Connio, mientras que fue obligatorio el uso de cadenas en los altos de San Isidro, Leitariegos, Tarna, Cerredo, Cobertoria, Somiedo, San Lorenzo y Ventana, enumeró el 112-Asturias. Asimismo, se cerró la CO-4, de Covadonga a Lagos, y la LN-8, de Tuiza al puerto de La Cubilla.

En cuanto a las temperaturas, la mínima en el Principado la registró el puerto de Leitariegos, con -2,4 grados a las 10.30 horas. En el puerto de pajares, se quedaron en -1,6, aunque a las tres de la mañana. Y también bajo cero se levantaron en Degaña, con -0,6 veinte minutos antes de las siete de la mañana.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos