La borrasca llega a una Asturias repleta

La borrasca llega a una Asturias repleta
NEL ACEBAL

La Aemet prevé para hoy chubascos débiles que remitirán a partir del mediodía | Los hosteleros se muestran satisfechos con la ocupación y esperan colgar el cartel de completo el fin de semana

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

«Asturias es un destino muy solicitado por los viajeros en las fechas que has seleccionado y los precios pueden ser más altos de lo normal». La disponibilidad hotelera en la región es mínima: de los 1.111 alojamientos -tanto hoteles como campings, casas rurales o pisos privados- con plazas disponibles hace apenas cinco días, en la central de reservas Booking quedan apenas 59 para este puente. La región está al 97% de ocupación. Un factor fundamental, el tiempo, que se había mantenido medianamente estable dio ayer algún que otro disgusto y hubo que suspender más de una procesión. Asturias no se salvó de la borrasca, aunque no resultó tan castigada con las copiosas lluvias que sí se vieron en otras zonas del país.

Un frente que entró con fuerza por el oeste y barre la península en dirección suroeste, ha pasado por agua la Semana Santa en numerosas localidades. Los hosteleros y los costaleros, que en estas fechas siempre miran al cielo y al Meteosat con enorme interés, pueden estar tranquilos: lo peor parece haber pasado. Tanto es así que fuentes de la patronal de hostelería asturiana, Otea, manifestaron su satisfacción por el pronóstico, que por el momento no ha afectado las reservas ni provocado cancelaciones. Incluso puede darles un empujón de última hora para lograr alcanzar cifras muy similares a las que se logran en verano, época de temporada alta por excelencia. Ayer, según la central de reservas Booking, Cangas de Onís lideraba la ocupación en la región con el 98% reservado, seguido de Gijón y Llanes (97%), Cangas del Narcea (95%), Oviedo y Avilés (92%).

Las buenas sensaciones se replicaban en la Federación Asturiana de Turismo Rural (Fastur), que aglutina a medio millar de empresas del sector. Su presidente, Adriano Berdasco, confirmó la alta ocupación durante el fin de semana y remarcó que todavía ayer se produjeron nuevas reservas. Conocidos por su cautela, los hosteleros -muchos de los cuales ya han colgado el cartel de completo- hablan de estimaciones y advierten de que todavía puede haber cambios, pero no ocultan su optimismo. «Aún es pronto para asegurarlo, pero por el momento la cosa está bastante bien. Esta Semena Santa tiene muy buena pinta», celebró el presidente de Fastur.

Por su parte, los campings prevén que la ocupación deje buenas cifras ya que la Semana Santa cae más tarde que otros años y las reservas están siendo altas desde febrero. Estiman una ocupación media del 75% en Asturias, según los últimos datos registrados por la Federación de Camping.

Si se cumplen las previsiones de la Aemet, las lluvias que ayer obligaron a cancelar varias procesiones se disiparán hoy y podrían no volver a hacer acto de presencia hasta el lunes. Ayer por la tarde, la borrasca desestabilizó ligeramente la atmósfera y trajo consigo chubascos generalizados, más intensos en la Cordillera y Picos, así como un descenso térmico. Las temperaturas más bajas se registraron a primera hora de la mañana en Degaña (2,5 grados), San Antolín de Ibias (5,7); Pola de Somiedo (6,2); Felechosa (7,6) y Taramundi (7,9). El mercurio más elevado se vio en Mieres, con 17,8 grados a la hora de comer, seguido de Cabrales (17,7); Gijón (17,3); Salas (16,8) y Cabo Busto (16,3).

Máximas en aumento

El Viernes Santo amanecerá con cielos nubosos, con brumas y bancos de niebla matinales en las zonas altas de la Cordillera y lluvias débiles y chubascos en el resto de la región que disminuirán a lo largo del día para dar lugar a una tarde más agradable. Las mínimas no variarán y las máximas irán en aumento. Gijón alcanzará durante esta jornada una máxima de 19 grados y una mínima de 12; Oviedo registrará una máxima de 20 y una mínima de 11; los termómetros en Avilés oscilarán entre los 19 y los 10; Cangas del Narcea se moverá de los 22 a los 10 grados; Llanes tendrá una máxima de 18 y una mínima de 13 y Langreo sufrirá unas máximas de 21 grados y mínimas de 10.

El sábado, los turistas podrán guardar chubasqueros y paraguas. La Aemet prevé cielos poco nubosos en el cuadrante noroest. El Domingo de Resurrección, Asturias esquivará la borrasca y el litoral Cantábrico será la zona con mayor estabilidad hasta el lunes cuando, un frente atlántico podría entrar por Galicia.