En busca de la igualdad real

En busca de la igualdad real

La segunda edición de Futuro en Femenino pone sobre la mesa la necesidad de educar con perspectiva de género para lograr la plena integración

Chelo Tuya
CHELO TUYAGijón

Una mujer con ambición no es sinónimo de trepa, aunque en el imaginario colectivo siga siendo el término despectivo con el que se descalifica a la que lucha por el triunfo. La igualdad existe en el papel, pero no en la realidad. A los escolares no solo no les asustan vocablos como 'brecha salarial' o 'suelo pegajoso' sino que los utilizan y prometen combatirlos, convertidos en embajadores de la igualdad.

Todo porque, incluso las mujeres que han roto el techo de cristal, reconocen que hacerlo les ha dejado cicatrices. Alguna, como Patricia Campos, ha renunciado a su sueño. Eligió ser feliz y no ganar una guerra que, al menos en su generación, da por perdida.

La segunda edición de Futuro en Femenino, el programa de igualdad desarrollado por EL COMERCIO, concluyó este jueves con una jornada de ponencias, debates y entrevistas en el Centro de Cultura Antiguo Instituto. La cita sirvió para escuchar a científicas como Rosa Menéndez, presidenta del Centro Superior de Investigaciones Científicas poner números a una realidad desigual y a fiscales como la Superior de Asturias, Esther Fernández recordar que, hasta 1975, una mujer un ser tutelado hasta los 21 años. Las voces 'millennials', representadas por Towanda Rebels, dejan claro que, si bien ya no hay tutela, todavía la igualdad sigue siendo más legal que real.

Más información

«Nosotras, cuando llegamos al feminismo, lo que descubrimos, con rabia y frustración, es que nos habían contado una mentira. Nos habían educado en una sociedad que nos había dicho desde pequeñas que ya estaba conseguido. Que ya lo habíamos logrado. Que ya habíamos alcanzado la igualdad. Que podíamos alcanzar las mismas oportunidades que nuestros compañeros de pupitre. Una cosa es la igualdad formal, la igualdad real y otra, muy distinta, la real».

Su vídeo '¡Hola, putero!' se convirtió en viral y a ellas, Zua Méndez y Teresa Lozano, las integrantes de Towanda Rebels, en referentes de la cuarta ola del feminismo. Un vídeo que ayer logró aplausos en la segunda edición de Futuro en Femenino. El programa de EL COMERCIO que pone el foco en la desigualdad y la forma para acabar con ella, como recordó el director general de EL COMERCIO, Goyo Ezama.

A él le correspondió abrir una intensa jornada en la que ofrecieron ponencias, además de las propias Méndez y Lozano, la presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Rosa Méndez; la Fiscal Superior de la Fiscalía del Principado, Esther Fernández, y la periodista de TVE Montserrat Boix. El público que abarrotó el patio central del Centro de Cultura Antiguo Instituto también escuchó la historia de Patricia Campos, la primera mujer que pilotó un reactor en el Ejército y que renunció a su sueño al sentirse «más discriminada por mujer que por lesbiana». Junto al de ella, los testimonios de la directora del Instituto de Medicina Legal de Asturias, Antonia Martínez; la comandante piloto del Servicio de Salvamento Marítimo y lucha contra la contaminación español, Nuria Bravo; la secretaria general de COAG-Asturias, Mercedes Cruzado, y la vicepresidenta de Fade, María Calvo.

Historias de techos de cristal rotos a costa de esfuerzo que prueban que «las mujeres han tenido y tienen obstáculos que superar a diario», recordó Goyo Ezama. En opinión del director general de EL COMERCIO «la base de la igualdad se articula desde la educación», de ahí la importancia que en Futuro en Femenino tienen los escolares. «Durante más de dos meses hemos impartido talleres educativos a más de 300 escolares de sexto de Primaria en 17 centros de toda Asturias». Para que los adultos del futuro «se hayan familiarizado con términos como techo de cristal o brecha salarial».

Unos talleres que no hubieran sido posible sin la colaboración, tanto presencial como económica, de empresas y entidades «que han querido mostrar a los estudiantes su experiencia», apuntó Ezama en un listado que incluye, además de al Gobierno regional y al Ayuntamiento de Gijón, a Cartonajes Vir, Ternera Asturiana, Emulsa, Transinsa, Cosermo, Coca Cola, Thyssen, Belladona, Du Pont, el sindicato USO y los ayuntamientos de Castrillón y Carreño. La alcaldesa de este último, Meli Fernández, participó activamente en unas jornadas que, por primera vez, otorgaron un galardón.

A las regidoras de Ponga, Ribadesella, Riosa y Tapia de Casariego –Marta Alonso, Charo Fernández, Ana Díaz y Ana Vigón– «por su valentía para hacer frente a las amenazas», apostilló Goyo Ezama quien, a la vez que dio por convocada la tercera edición de Futuro en Femenino anunció que EL COMERCIO «firmará el Pacto Social contra la Violencia sobre las Mujeres». En busca de la igualdad real.

 

Fotos

Vídeos