Cabo Noval hace las maletas para Mali

El Regimiento Príncipe viajará al país africano para entrenar al ejército maliense

ÓSCAR PANDIELLO

El 52 cumpleaños de la Brigada de Infantería Ligera Aerotransportable, más conocida como Brilat, llega con mucho trabajo por delante. La brigada, cuya base asturiana se asienta en el acuartelamiento de Cabo Noval, vivió ayer una intensa jornada que sirvió para varios cometidos: reconocer la trayectoria de la unidad a lo largo de las décadas, condecorar a militares y civiles por su servicio y predisposición con el Ejército y, por supuesto, comenzar a poner las bases para el próximo objetivo del Regimiento de Infantería Príncipe número 3: las misiones internacionales que ya asoman en el horizonte.

Así lo confirmó el coronel jefe del citado regimiento, Manuel Pérez López, al informar de que mañana «una compañía se marcha a realizar maniobras a Renedo, en Valladolid, y la otra a Toledo. Ya para orientarse a aspectos específicos de las misiones». Además de la ya conocida en Líbano, impulsada por la ONU para «apoyar al gobierno local a impulsar la ayuda humanitaria», otros efectivos del regimiento viajarán a Mali a partir de noviembre. Será, a diferencia del despliegue en el Líbano, una operación comandada por la Unión Europea en la que los efectivos del regimiento acudirán al país africano «de forma puntual» para formar al ejército maliense.

Estas misiones internacionales se sumarán a la larga lista que conforman Bosnia Herzegovina (1995, 1997 y 1999), Kosovo (2000, 2002 y 2008), Iraq (2003), Pakistán (2005), Afganistán (2005, 2006, 2008, 2009, 2010 y 2012) y Líbano (2007 y 2009).

En este sentido, la formación de los dos batallones con los que cuenta el regimiento (Toledo y San Quintín) no puede estar en mejor momento. No en vano, el batallón Toledo recibió ayer el trofeo Azor 2018, que reconoce al ganador de las distintas competiciones militares y deportivas que enfrentaron a todos los batallones de la Brilat en los últimos meses. San Quintín entró en el podio como tercero.

Presencia francesa

En los actos de celebración de ayer también tuvo presencia el ejército francés, que durante esta semana se encuentra en el acuartelamiento asturiano realizando maniobras y ejercicios en colaboración con los batallones asturianos. «Es una actividad bilateral que tenemos ya concertada desde hace mucho tiempo. Les gusta mucho la zona porque les ofrece muchas opciones de adiestramiento y a nosotros como intercambio de experiencia», informó Pérez López.

Preguntado por la nueva ministra de Defensa, Margarita Robles, el coronel no quiso entrar a valorar la decisión política, aunque sí le ofreció sus mejores deseos para el tiempo durante el que desempeñe su labor: «Se me sale de mi ámbito. Le deseo lo mejor y estoy seguro de que si le han dado ese cargo es porque está capacitada para ello».

Los dos civiles condecorados con el título Caballero Azor, otorgado anualmente a personas o instituciones que apoyan la labor del regimiento, fueron Manuel Campomanes y José Luis Sánchez. El primero, por sus «continuos apoyos a la unidad de forma desinteresada» y, el segundo, por «participación activa en numerosos eventos de manera de desinteresada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos