El vídeo «muy heavy» que advierte del riesgo de cierre del Conservatorio del Nalón

Conservatorio de Música del Nalón. / Juan Carlos Román.

«Los políticos dicen que esto no lo quieren tener, que no lo quieren pagar; nos meten en un juicio que nos deja en un limbo», critica la plataforma ciudadana contra el juicio por la gestión del centro

Alejandro Fuente
ALEJANDRO FUENTEMieres

La última acción de protesta de la Plataforma ciudadana contra el juicio por la gestión del Conservatorio del Nalón es un vídeo con una sucesión de mensajes. Lo especial es que el mensaje que se lanza está acompañado de música de rock dura. «Dicen los alcaldes (los de los concejos del valle, Langreo, San Martín, Laviana, Sobrescobio y Caso) que el centro educativo no está en peligro, que los 23 trabajadores deben estar tranquilos. Afirman que pasó el tiempo de hablar con el consejero de Educación y que el juicio debe determinar la administración que se debe hacer cargo de la escuela. Esto es muy 'heavy' pues el conservatorio pertenece a la mancomunidad desde 1986», se señala para despejar cualquier tipo de duda sobre su titularidad.

La plataforma quiere que se detenga el juicio iniciado por la mancomunidad para que el Principado se haga cargo del centro, y se pide que haya una negociación en firme para no poner en peligro el Conservatorio. La decisión está en manos de los regidores «que puede que no sigan en sus puestos dentro de tres meses». ¿Cuál es el riesgo? «Los políticos dicen que esto no lo quieren tener, que no lo quieren pagar; nos meten en un juicio que nos deja en un limbo».

«Si fuera un instituto no habría este debate. Somos un centro reglado; pero claro, es de música. Lo ven como algo que es prescindible, aunque digan que no cierra. Pero no explican los motivos que impedirían esta clausura. No existe subrogación de personal entre administraciones públicas, por lo que el profesorado, que lleva aquí años tras superar su oposición, se iría la calle. Y ahora nos dicen, tras décadas trabajando aquí, que ya no quieren hacerse cargo del servicio», explica la agrupación. «Nadie habla del personal, como si el Conservatorio sin la gente que está ahí fuera algo; es la calidad humana que hay dentro lo que hace la escuela, no es solo un edificio. Es una situación que se ha creado de un día para otro, además ocultando la decisión de acudir al juzgado, sin hablar con nadie de la comunidad educativa». En el centro se enteraron de este paso en junio del año pasado.