«La rueda reventó al evitar chocar», confirman los propietarios del camión accidentado en el corredor del Nalón

El autobús accidentado en el corredor del Nalón. /J. M. Pardo
El autobús accidentado en el corredor del Nalón. / J. M. Pardo

Dos personas resultaron heridas en el suceso en el que se vieron implicados un vehículo pesado y un todoterreno

Marta Varela
MARTA VARELASan Martín del Rey Aurelio

Los dos heridos del accidente del corredor del Nalón de la tarde de ayer evolucionan favorablemente. El señalista de 44 años sufre rotura de dos costillas y una clavícula, mientras el conductor del todoterreno, un fuerte golpe en un hombro. Se espera que puedan ser dados de alta a lo largo del día de hoy. El accidente se produjo en la tarde de ayer, en torno a las cinco menos diez, en el corredor del Nalón en las inmediaciones de la localidad de Blimea. En el mismo se vieron implicados dos vehículos: un camión de carga y un todoterreno.

El incidente alarmó a los vecinos por el fuerte impacto. En un primer momento testigos presenciales apuntaron que al camión habría podido reventarle la rueda delantera, ya que aseguran que «escuchamos una explosión». Sin embargo, los propietarios del camión confirman que la misma «reventó tras sufrir el accidente intentando evitar el choque con el todoterreno», y apuntan que se da la circunstancia que el camión venía de revisar y cambiar algunas de sus ruedas y había pasado una revisión esa misma tarde.

Más información

El motivo del suceso pudo deberse a la «insuficiente» señalización de ese tramo en obras, muy cercano a una curva, según explican los usuarios de ese vial. Los vecinos de la zona confirman este dato al asegurar que «desde que están en obras casi todos los días escuchamos frenazos».

Un tramo con la velocidad limitada a 80 kilómetros por hora. Testigos presenciales explican que tanto el todoterreno como el camión se encontraron al dar la curva, dirección Laviana, con los obreros, sin que con anterioridad hubiese señalización previa y «tuvieron que frenar». Aunque el corredor lleva meses con estos trabajos. Su reacción fue frenar, el todoterreno logró hacerlo metros antes de las obras y de los obreros, pero «el camión, ante la posibilidad de no lograrlo intentó maniobrar para no golpear al todoterreno por detrás e invadió el carril contrario unos metros, para sobrepasarlo aunque finalmente dio lateralmente al otro vehículo», explica la propietaria de este vehículo. Ese choque lateral provocó involuntariamente que el todoterreno, que ya estaba parado, arrollase al señalista. 

El camión quedó ubicado delante del todoterreno y chocó contra los quitamiedos «reventando su rueda delantera derecha». Se necesitaron más de dos horas para restablecer la circulación, primero en sentido Langreo y algo más tarde dirección Laviana. Mientras los coches circularon por la antigua AS-17, entrando en las localidades de Sotrondio y Blimea.

 

Fotos

Vídeos