Desaparece un joven de 33 años en Pravia cuando se bañaba en el Nalón

Desaparece un joven de 33 años en Pravia cuando se bañaba en el Nalón
Dispositivo de búsqueda esta mañana. A la derecha, el joven desaparecido. / Omar Antuña

Carlos Antonio Rosario, de origen dominicano y residente en Avilés, estaba con otros cuatro amigos, que le vieron hundirse en el agua

C. DEL RÍO / R. A.AVILÉS.

Los servicios de emergencias buscan desde última hora de la tarde de ayer a un joven dominicano de 33 años que desapareció en el río Nalón, a su paso por Pravia, cuando se bañaba con otros cuatro amigos. El joven había salido a nadar. Todo discurría con normalidad cuando, de pronto, sus amigos le vieron hundirse. Eran las seis y media de la tarde y, desde entonces, no se le ha vuelto a ver. En ese momento la corriente del río era bastante fuerte y el agua estaba turbia.

Sus amigos no dieron el aviso a emergencias hasta tres cuartos de hora más tarde. El SEPA movilizó de inmediato a bomberos del parque de Pravia, al jefe de zona, al grupo de rescate con el helicóptero medicalizado y a otro helicóptero de bomberos con personal de La Morgal a bordo.

A Carlos Antonio Rosario le buscaron primero los bomberos, que accedieron al río a bordo de dos piraguas y recorrieron su curso desde la zona en la que se le vio por última vez, la de la paragüera, una rampa que utilizan los deportistas para acceder al Nalón, hasta el puente de Santianes. Esta misma ruta la realizaron también los helicópteros, en ambos casos sin resultados.

Las primeras labores se centraron en la inspección visual y hoy está previsto que se incorporen el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil y el equipo de respuesta inmediata de emergencias acuático de Cruz Roja para intensificar la búsqueda en el agua.

Los helicópteros se retiraron hacia las diez de la noche y la búsqueda continuó a pie hasta pasada la medianoche, para lo que se cuenta con la colaboración de varios piragüistas de la zona, conocedores del terreno, del club Los Cuervos de la villa praviana.

El desaparecido reside en Avilés y tiene una hija, que según ha podido saber este periódico se encontraba ayer en la República Dominicana. Se da además la circunstancia de que Rosario conocía a otra joven, de su misma nacionalidad, que falleció ahogada en la playa de Salinas, en Castrillón, hace ahora cuatro años. Según ha relatado su círculo, el propio Rosario participó entonces activamente en las tareas de rescate de esta mujer, y tuvo incluso que ser auxiliado.

Dispositivo de búsqueda esta mañana
Dispositivo de búsqueda esta mañana / DAMIÁN ARIENZA

Miembros de la comunidad dominicana se acercaron ayer a última hora hasta Pravia para colaborar en la búsqueda, donde se vivieron momentos de dolor. Allí solía acudir con frecuencia el desaparecido a bañarse, a pesar de que, según han relatado varias fuentes, ya habían sido advertidos de que no se trata de una zona apta para el baño por su peligrosidad.

Más noticias