«Ángel tenía un corazón de oro», dice la mujer del fallecido en Proaza

Familiares y allegados de Ángel Alonso, en el tanatorio de Lugones./Imanol Rimada
Familiares y allegados de Ángel Alonso, en el tanatorio de Lugones. / Imanol Rimada

Amigos y familiares lloran al vecino de Lugones muerto en accidente de tráfico a los 32 años

Marcos Gutiérrez
MARCOS GUTIÉRREZSiero

«Ángel tenía un corazón de oro. Era conocido en todas partes». Así recordaba esta mañana Alba, la mujer de Ángel Alonso Aguirre, a su marido, fallecido ayer, a los 32 años, en un accidente de tráfico en Proaza.

La mujer, sacando fuerzas de flaqueza en los momentos más duros, señaló que el fallecido era «una persona muy trabajadora. Su pasión era la ganadería». En este sentido, añadió que «Ángel quería a todo el mundo y se desvivía por la familia y por nuestro hijo».

El tío del fallecido le definió como «una maravillosa persona y muy trabajador». «Su única afición era trabajar y trabajar», resaltó. Además de su mujer, su corazón estaba entregado a «su hijo de catorce meses, al que quería con locura ¿Quién no quiere a un hijo?».

El funeral del joven, natural del concejo de Santo Adriano y vecino de Lugones, se celebrará mañana a la una de la tarde en la iglesia parroquial de San Román de Villanueva, y, acto seguido, recibirá sepultura en el cementerio parroquial.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos