La Federación Asturiana de Montaña insta a planificar para evitar accidentes

Rescate de un montañero el viernes en el Urriellu. / SEPA
Rescate de un montañero el viernes en el Urriellu. / SEPA

Manuel Taibo, vocal de Seguridad y Riesgos, advierte de que hay «un boom de montañeros»

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

La Federación de Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo del Principado de Asturias se reconoce «preocupada» por la elevada accidentabilidad en las montañas asturianas y recuerda que antes de hacer cualquier actividad «en casa hay que planificarla, hacer una gestión del riesgo». Así lo indica el vocal de Seguridad y Riesgos de la federación, Manuel Taibo, quien apunta que «hay un 'boom' de gente haciendo deporte en la montaña».

El caso es que, «en el mejor de los casos, solo el 25% está federada. Solo disminuye el número de gente en la montaña cuando hay malas condiciones meteorológicas en fechas importantes como Semana Santa, las vacaciones o los puentes». Taibo deja claro que los accidentes los pueden sufrir tanto los principiantes como los expertos, si bien los primeros «tienen más accidentes pero menos graves, mientras que los segundos, sufren menos accidentes pero más graves, debido al mayor nivel de las actividades que hacen».

Sobre los últimos accidentes mortales ocurridos en Picos de Europa, Manuel Taibo indicó que son muy diferentes. En uno, la víctima fue un escalador al que se le suponen altos conocimientos técnicos. Al fallecido en Tielve también se le supone una preparación y experiencia en trail, dijo. Y el último, fue una actividad de senderismo convencional en la ruta del Cares. «Estos accidentes nos preocupan porque es nuestro deporte y nuestros montañeros». La federación calcula que cada trimestre hay 4,5 millones de personas haciendo senderismo o deportes de montaña. «Es la tercera actividad deportiva en España, tras la natación y el ciclismo», apunta Taibo, que señala que la federación nacional es la quinta en afiliados y que en el entorno de los 100.000 inscritos solo la superan las de fútbol, golf, caza y judo. «Pero la diferencia es que en las otras cuatro se está obligado a federarse y en montaña no». Por eso, Taibo remarca la importancia de «hacer una labor preventiva, porque, en caso contrario, los accidentes seguirán creciendo».

Formación, información y una perspectiva diferente de cómo hacer las cosas serían los pasos fundamentales para que disminuya la accidentabilidad en la montaña y Manuel Taibo reclama que «la Administración haga un esfuerzo por hacer llegar a toda la población la importancia de planificar y gestionar los riesgos. Nosotros lo hacemos en la federación, pero no podemos llegar al público, en general».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos