El bonito da la victoria y la sardina hace de calabaza

El bonito da la victoria y la sardina hace de calabaza
Un pescador en pruebas en Alimerka, ante Amalia, encargada del estand, y Monchu Carrio, de Eteria, la firma creativa. :: DANIEL MORA

Alimerka oferta una pesca virtual en la que solo el público ve el fondo marino

IVÁN OTERO

El estand de Alimerka en la Feria de Muestras de Asturias ofrece a los visitantes la oportunidad de pescar un auténtico bonito del norte. Un juego de realidad virtual hace posible la proeza de convertir a quien lo desee en ocasional pescador. Pero para lograr capturar el ansiado túnido no solo requiere de habilidad con los mandos. También se precisará de la ayuda del resto del público. A través de las gafas virtuales se ve únicamente la superficie de la mar, mientras los demás deberán ser solidarios y colaborar para llevar a buen puerto la empresa, pues ellos sí divisan el fondo marino a través de unas pantallas. Una vez el pescador lanza su caña, los demás participantes deberán sugerirle si subir o bajar el anzuelo en función de la altura a la que se encuentre el bonito. U otro pez, pues el participante podrá atrapar otras clases de peces que harán sumar o restar puntos. Tiene minuto y medio. La sardina quita cinco y el besugo suma otros tantos.

Se llevará el gato al agua quien marque la diferencia con los 20 puntos que lleva aparejada la pesca del bonito, que harán disparar la puntuación de los participantes. Sin lugar a dudas, el pique estará en ver quien consigue la máxima puntuación.

Pero el bonito no lo acapara todo. El estand consta de dos partes más. Otra actividad permite descubrir curiosidades, beneficios y características de algunos productos frescos de la cesta de la compra. Unos vídeos de realidad aumentada, que se activan con la cámara de las tablets al acercarlas a determinados alimentos plasmados en una pared, brindan la información de forma distendida.

La última parte consiste en un photocall, con un sofá y carteles con retos de salud a cumplir. «Compromiso de hacer deporte, comer pescado azul dos veces por semana...». Los visitantes pueden elegir el que deseen conseguir y fotografiarse con él. Si comparten su foto en el Facebook de Alimerka entrarán en un concurso, que regalará semanalmente dos carros de compra valorados en 50 euros.

Balón de playa de regalo

Aún hay más. El visitante no debería irse sin recoger su balón de playa. Así se presenta Alimerka en la Feria por segundo año. Con una nueva experiencia pensada para compartir en familia, con amigos o de manera individual. Mantiene así el ingenio de su estreno en la Feria, cuando el público se pudo fotografiar, gracias al croma, en el Urriellu, con un oso pardo o pescando un bonito.

 

Fotos

Vídeos