Hallan muerto al joven tapiego a 800 metros del lugar donde había sido visto por última vez

Efectivos de los GEAS que participaron en la búsqueda del joven. Abajo, a la derecha, una imagen de Adrián González. / B. G. H.
Efectivos de los GEAS que participaron en la búsqueda del joven. Abajo, a la derecha, una imagen de Adrián González. / B. G. H.

Un familiar de Adrián González dio la voz de alerta la tarde del lunes y la Guardia Civil encontró su cuerpo ayer en la presa de El Rabote, cerca de la Alameda

BELÉN G. HIDALGOEL FRANCO.

Se confirmaron las peores sospechas. El joven tapiego que la Guardia Civil buscaba desde la tarde del lunes, Adrián González, de 26 años, apareció muerto a apenas 800 metros de lugar donde había sido visto por última vez. Un familiar había dado la voz de alerta la tarde del lunes. No había regresado a casa tras acudir a la romería de los Remedios que se celebra en la Alameda de Porcía. Su pista se había perdido a las 3.30 horas de la madrugada, cuando dejó la fiesta para regresar a casa. Ayer, el cuerpo del joven, de 26 años y vecino del pueblo de La Veguina (Tapia), fue localizado pasadas las nueve y media de la mañana por el helicóptero de la Guardia Civil. Apareció medio sumergido en un pozo en las inmediaciones de la presa de El Rabote, muy cerca del lugar donde había sido visto por última vez. Se ponía fin a las labores de búsqueda iniciadas la tarde del lunes por cuatro patrullas de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil. Ayer, desde bien temprano, decenas de voluntarios se sumaron al operativo de la Guardia Civil, que contó con el refuerzo de un perro especializado en la búsqueda de personas, así como el servicio aéreo del Instituto Armado, que centraron el operativo entre el lugar de la fiesta y la casa del joven.

Fue a mediodía cuando los efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) sacaron el cuerpo sin vida del joven, que fue identificado por un amigo. El cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Oviedo donde, en las próximas horas se practicará la autopsia que determinará las causas exactas de la muerte.

No obstante, todo parece indicar que se trata de una muerte accidental. A la zona donde se encontró el cadáver se trasladó también la policía judicial de la Guardia Civil para hacerse cargo de las diligencias. Según las primeras informaciones, se cree que el joven podría haberse despistado y acabar cayendo al agua. Resulta habitual que los romeros de la zona, a caballo entre los concejos de Tapia de Casariego y El Franco, se desplacen caminando a la multitudinaria romería y retomen el camino de vuelta del mismo modo.

Su muerte ha conmocionado a Tapia de Casariego, donde la familia del joven era «muy querida». Pertenecía a la conocida como casa El Mozón y su madre es la presidenta de la Asociación de Mujeres Apóstol Santiago, además de trabajar en la atención de las personas mayores de la comarca.

El cuerpo del joven tapiego será incinerado en la intimidad familiar y su funeral se celebrará mañana a las 12 horas en la iglesia parroquial de Santiago Apóstol de La Veguina.