Los profesores de Secundaria volverán a tener 18 horas lectivas el próximo curso

Navia. Alonso, con la directora del IES Galileo Galilei, Eva González (tercera por la izquierda), saluda a un grupo de Biología bilingüe. / JORGE PETEIRO
Navia. Alonso, con la directora del IES Galileo Galilei, Eva González (tercera por la izquierda), saluda a un grupo de Biología bilingüe. / JORGE PETEIRO

Educación propone a los sindicatos un acuerdo que supondrá un gasto de 13 millones. También avanza cambios en el horario de los maestros de Primaria

ELENA RODRÍGUEZ OVIEDO.

El inicio del curso en Secundaria y Bachillerato vino acompañado ayer de una noticia muy esperada por los profesores de este cuerpo: el anuncio, por parte de la Consejería de Educación, de que el próximo curso volverán a tener 18 horas lectivas en vez de las 20 actuales, que el PP implantó en 2012 en plena crisis y para racionalizar el gasto público. A primera hora de la tarde y después de que la ministra del ramo, Isabel Celaá, anunciase la derogación de este recorte, los sindicatos recibían una propuesta de acuerdo en la que se recoge que, a 1 de septiembre de 2019, «la jornada lectiva del profesorado de Enseñanza Secundaria, del profesorado técnico de FP y de los maestros que imparten clase en primero y segundo de la ESO en los institutos sea, como mínimo, de 18 periodos lectivos».

Asimismo -como ya había avanzado el consejero Genaro Alonso-, habrá cambios de flexibilidad horaria para los maestros de Primaria, quienes hasta la fecha tienen 30 horas de permanencia en el centro: 25 de ellas son lectivas (que incluyen la docencia directa, los periodos de recreo vigilado y la atención a la llegada y salida del alumno que utiliza el transporte escolar) y otras cinco complementarias (para reuniones de coordinación, asistencia a claustros, atención a las familias, programación de actividades en el aula, entre otras).

Las horas de permanencia no varíarán (30). Ni las lectivas (25), pero si se reorganizan las complementarias. Tres serán de obligada permanencia y dos serán de cómputo mensual (es decir, se realizarán en función de necesidades del centro derivadas de reuniones, formación docente u otras). Y las demás, hasta las 37,5 semanales, serán de libre disposición para la preparación de actividades docentes o perfeccionamiento profesional.

La jornada, no obstante, no había comenzado con cordialidad. El consejero -que inauguró el curso en el IES Galileo-Galilei, de Navia- se encontró, nada más llegar, con un grupo de representantes sindicales (Suatea, CC OO y CSI), que le reprochaban haber propuesto el día anterior, en la mesa de negociación, una reducción gradual en Secundaria: de una hora en el curso 2019-2020 y de otra para el 2020-2021. Todas las centrales lo rechazaron, aunque ANPE y UGT decidieron no sumarse a la protesta al estar prevista una nueva reunión el próximo jueves. En dicho encuentro, según los sindicatos, la Administración señaló que la medida supondrá un gasto de 13 millones de euros. Las centrales solicitaron una memoria económica que lo corrobore, así como el impacto en la plantilla. Cálculos que hizo CC OO en su día apuntaban a una recuperación de 800 empleos.

Más información

Al grito de «¡Genaro, entra por el aro!» le hacían saber su malestar con lo que consideran una falta de compromiso tras haber señalado en numerosas ocasiones que la reclamación «es justa», aunque el consejero siempre ha alegado que había que esperar a la derogación del decreto por parte del Gobierno central. «Me parece una protesta de un oportunismo sindical rastrero, sin más gloria que la de entorpecer el inicio de curso, cuando deberían estar festejando la vuelta a las aulas, como sucedió en Primaria. Creo que no es el lugar (por la inauguración oficial) ni el momento (en referencia a que el próximo jueves habrá una nueva reunión). Me parece que demuestran muy poco respeto hacia la comunidad educativa y que esta protesta no tiene otro objetivo que rebañar un puñado de votos».

En cualquier caso, sí avanzó que su intención era «lograr la reversión a las 18 horas en el curso 2019-2020» y comentó «la posibilidad de negociar alguna reducción de horas complementarias para los maestros». Se mostró convencido de que «habrá un acuerdo». Si no con todos los sindicatos, sí con algunos.

A media tarde de ayer, las centrales acogían con satisfacción los cambios, aunque advertían de que la propuesta de acuerdo no recoge sus reclamaciones (en especial, la vuelta a las 23 horas en Primaria). Tampoco, especificaron, la Administración hace alusión a la propuesta económica que le han solicitado.

Reunión este mes con Celaá

Alonso coincidió el pasado miércoles en Oviedo con la ministra de Educación, Isabel Celaá, en la inauguración del curso a escala nacional, en el colegio Baudilio Arce, con la presencia de la reina doña Letizia. Preguntado acerca de si tuvo ocasión de departir sobre las peticiones que le ha trasladado -esto es: la aprobación de la especialidad del Asturiano y fondos estatales para financiar el ciclo de 0 a 3, así como apoyo a la escuela rural-, el consejero señaló que a lo largo de este mes de septiembre mantendrán una reunión bilateral para tratar estos asuntos y otros relativos a la región.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos