Sin médicos para cubrir vacaciones en Asturias

Médicos que cesarán hoy en sus puestos tras el concurso de traslados, en la reunión a la que fueron convocados en el Sespa para adjudicarles nuevos destinos. / MARIO ROJAS
Médicos que cesarán hoy en sus puestos tras el concurso de traslados, en la reunión a la que fueron convocados en el Sespa para adjudicarles nuevos destinos. / MARIO ROJAS

El Simpa calcula que se necesitarían 400 profesionales «pero no los hay» | Dice que las sustituciones apenas llegan al 20% mientras el sindicato de enfermería alerta del cierre de 360 camas hospitalarias este verano

LAURA MAYORDOMOGIJÓN.

La sensación que reina en el Servicio de Salud del Principado (Sespa) es que el reparto de destinos a los médicos de Atención Primaria que hoy cesan en sus puestos como consecuencia de la ejecución del concurso de traslados «salió mejor de lo esperado». Lo dicen porque de los 36 puestos que ayer ofertaron a los integrantes de la bolsa única creada para atender las necesidades de las ocho áreas sanitarias solo tres fueron rechazadas. Son las del consultorio periférico de San Tirso de Abres y sendas plazas en los centros de salud de Tineo y Pola de Allande. El resto se incorporará a sus nuevos destinos mañana mismo. El Sespa se comprometió a estudiar además la posibilidad de abonar los desplazamientos a quienes cambien de área sanitaria.

Los responsables del Servicio de Salud insistieron -al inicio de una reunión que duró cerca de tres horas- en lo «excepcional» de la medida de crear una bolsa única de demandantes de empleo para lograr una cierta homogeneidad en la cobertura de puestos de Atención Primaria en toda Asturias, aspecto que creen que no se hubiera garantizado si las contrataciones se hubieran dejado en manos de cada área sanitaria. Los 33 médicos que ayer aceptaron el cambio de destino firmarán un contrato hasta el 31 de diciembre. A partir de esa fecha, «se hará tabla rasa para todo el mundo» y las contrataciones volverán a depender de cada área, aseguró el Sespa.

Con estas incorporaciones, se trata de paliar en parte la «acuciante» falta de médicos. Un déficit que se hace más patente si cabe en estas fechas, con las vacaciones de verano a las puertas. Es ese el motivo por el que el Sespa ha pedido a quienes cambian de plaza por el concurso de traslados que aplacen los días de permiso que les corresponden -entre tres días y un mes- a después de septiembre.

El periférico de San Tirso de Abres y sendos puestos en Tineo y Pola de Allande, vacantes El Sespa consigue adjudicar 33 de las 36 plazas disponibles en las ocho áreas sanitarias

El Sindicato Médico, Simpa, criticó ayer que hace ya «años» que el Principado no cubre las vacaciones de verano del personal. Y el porcentaje «va a menos cada año», cuenta su presidente, Antonio Matador. Éste calcula que sustituir a los cerca de 1.200 médicos -un millar de Atención Primaria y el resto, de urgencias- supondría contratar a unos 400, ya que un mismo médico podría cubrir el hueco de tres. El problema es que «no los hay». El ejemplo más claro se vio ayer en la adjudicación de plazas en el Sespa. De los nueve MIR que concluyeron su formación este año, solo dos escogieron como destino un centro de salud: uno en Boal y otro en Tapia de Casariego. Los otros siete prefirieron esperar a que salgan los puestos de urgencias hospitalarias, previsiblemente la próxima semana. «Es algo normal, cuando en provincias como León les están ofreciendo contratos de dos años y mientras, aquí, a verlas venir», compara Matador. El presidente del Simpa calcula que el porcentaje de sustituciones no llega en la actualidad ni al 20% del personal de Atención Primaria. Y «en urgencias hospitalarias no tienen de quien tirar porque no hay nadie en bolsa», apunta. Así las cosas, «lo que se está haciendo es sobrecargar de trabajo a los que quedan, pero eso tiene sus riesgos porque se puede llegar a una situación de médicos quemados», advierte.

Más información

El sindicato Usipa tiene una visión distinta del asunto. Al menos, en cuanto a las posibles soluciones. «Si se organizan periodos de quince días de vacaciones en julio y agosto toda la plantilla puede disfrutar una quincena y ser sustituida al cien por cien. Lo que no se puede hacer es seguir sin gestionar los recursos disponibles y sobrecargar de trabajo a una parte del personal disponible: médicos eventuales y médicos del SAC», afirmó Luis Vega.

Plantillas «muy justas»

También hay problemas con la bolsa de demandantes de empleo de enfermería. Lo recordó el sindicato Satse. «Ya se están dando casos en los que se está denegando permisos sin sueldo por la imposibilidad de sustituir a estos trabajadores. Las plantillas están muy justas». Insistía en el tema el sindicato de enfermeros al dar a conocer que este verano el cierre de camas hospitalarias volverá a superar las 300. Rondarán las 360, calcula. En su mayoría en el HUCA y en el San Agustín. Tan solo los hospitales de Arriondas y Cangas del Narcea se libran de una práctica ya habitual con la llegada del verano, cuando las autoridades sanitarias optan por cerrar camas ante la menor actividad asistencial y quirúrgica. Para el Satse, es una decisión que responde a «criterios economicistas». A su juicio, «prima el ahorro y se deja en un segundo lugar al usuario, sus necesidades y la calidad asistencial», lamenta.