El mundo rural se reivindica a la carrera

Corredores de todas las edades tomaron la salida en la Travesía de Belmonte, que discurrió por los montes cercanos del concejo. / FOTOS: PALOMA UCHA
Corredores de todas las edades tomaron la salida en la Travesía de Belmonte, que discurrió por los montes cercanos del concejo. / FOTOS: PALOMA UCHA

Regidores de siete concejos suscriben un acuerdo para combatir la despoblación | Alejandro Calvo, consejero de Desarrollo Rural, destacó que el suroccidente de la región «quiere seguir teniendo oportunidades»

DANI BUSTOBELMONTE DE MIRANDA.

La alcaldesa de Belmonte de Miranda, Rosa Rodríguez, lanzó el guante y seis concejos vecinos aceptaron el 'reto': combatir, a la carrera, contra la despoblación de la zona rural. 450 participantes tomaron ayer la salida en la Travesía y el Trail Belmonte, dos pruebas que estuvieron respaldadas por representantes institucionales de varios municipios del suroccidente de la región.

Ambas carreras -el trail, de 19 kilómetros, y la travesía, de 6,5 kilómetros- se disputaron en esta ocasión con un objetivo extra, el de dar visibilidad a los problemas a los que se enfrenta el mundo rural, entre los que destaca la progresiva pérdida de habitantes. Rosa Rodríguez recordó que «los pueblos están vivos» y que en ellos «hay mucha energía», ya que cuentan con «vecinos que tienen muchas ganas de mejorar las cosas». Las pruebas también sirvieron como acto de hermandad y gesto de cooperación entre concejos. En la travesía, que comenzó poco después de las cinco y media de la tarde, tomaron la salida el consejero de Desarrollo Rural, Alejandro Calvo; el alcalde de Proaza, Jesús García; el alcalde de Somiedo, Belarmino Fernández; el alcalde de Illas, Alberto Tirador; la alcaldesa de Las Regueras, Maribel Méndez; el alcalde de Salas, Sergio Hidalgo, y la concejala de Tineo Maite Ruiz. Todos ellos suscribieron instantes antes del pistoletazo de salida un manifiesto en el que se comprometieron a combatir la despoblación a través del deporte y a volcar sus esfuerzos en revitalizar sus pueblos. En ese texto, leído por Rodríguez, se destacó la necesidad de «reinventarse» para volver a atraer «la energía perdida». Un reto, añadió, «que nos compete a todos».

Acceso a servicios

Vestido de corto y preparado para la ocasión, el consejero de Desarrollo Rural destacó que se deben aprovechar este tipo de competiciones para reivindicar las necesidades del mundo rural, ya que son «una buena oportunidad para dar visibilidad a los problemas existentes». Alejandro Calvo defendió que en estas áreas «hay mucha actividad» y que sus habitantes quieren «seguir teniendo estas oportunidades». Para ello, indicó, es comprensible que «reivindiquen equidad en el acceso a los distintos servicios y al desarrollo económico».

La despoblación de los núcleos rurales es un hecho evidente, y para lograr frenar, e incluso revertir esta tendencia, los alcaldes coincidieron en señalar varios puntos comunes. Obtener ventajas fiscales para la ubicación de negocios, la mejora y el mantenimiento de nuevas tecnologías, como internet de alta velocidad, y una oferta turística atractiva, sin dejar de lado las tradicionales actividades agroganaderas, son algunas de las reivindicaciones más repetidas.

El alcalde de Proaza, Jesús García, comentó que «es difícil combatir la despoblación», y prevé que todavía queda trabajo por delante -«mucho que hacer»-. Las claves, según apuntó, pasan por mejorar las infraestructuras y las comunicaciones en muchos de los pueblos».

Su homólogo en Somiedo, Belarmino Fernández, calificó de «fundamental» el apartado de la digitalización. En esta línea, explicó que actividades económicas que antes «se vinculaban solamente a la ciudad», ahora, con las nuevas tecnologías, «se pueden desarrollar en cualquier parte del territorio». Las oportunidades pasan según Alberto Tirador, alcalde de Illas, por una «apuesta decidida por el medio rural, ya que sin él el futuro no existe». La situación de Asturias, valoró, «obliga a tomar estas medidas».

La regidora de Las Regueras, Maribel Méndez, defendió que «en el medio rural no tenemos por qué ser ciudadanos de segunda», y abogó por poner en valor «los recursos turísticos». También explicó que «ganadería y turismo no tienen por qué estar reñidos en el medio rural». Por su parte Sergio Hidalgo, de Salas, apeló a la «voluntad del gobierno regional y central», para que pongan en marcha «políticas que lleguen más allá de lo que pudiera hacer un pequeño municipio» y para evitar que «los pueblos se queden vacíos».

Finalmente, la edil de Tineo Maite Ruiz hizo un llamamiento a «la gente con iniciativas», para que «venga a vivir al medio rural». Ese es el camino para «poder mirar hacia delante y avanzar».

El mundo rural, que ayer se lanzó a la carrera para pedir que se le eche una mano, coincidió en recordar que «no es un problema, sino que quiere ser parte de la solución».

Más información