Un argayo corta por completo la As-29 entre Cangas del Narcea e Ibias

El argayo, en la AS-29./E. C.
El argayo, en la AS-29. / E. C.

El desprendimiento se produjo en la localidad canguesa de Yema

DAVID S. FUENTE

Esta tarde un argayo sorprendió a los conductores que transitaban por la As-29, que une Cangas del Narcea con Ibias a través del Pozo de las Mujeres Muertas, al venirse abajo gran parte de la ladera que cubrió los dos carriles de la vía de tierra y rocas.

El desprendimiento se produjo en la localidad canguesa de Yema, por lo que los vecinos de los pueblos del entorno del río Coto, que regresaban de trabajar a sus casas, no pudieron acceder a las mismas con sus vehículos. Aunque los pueblos no quedaron aislados, los vecinos tenían que dar un rodeo de más de una hora y media a través del puerto del Conio para acceder con sus coches. De todas formas la mayoría de los vecinos cruzaron al otro lado del argayo caminando junto al río, teniendo que avisar a algún familiar o vecino, para que les fuese a buscar al otro lado del desprendimiento para llevarlos a sus casas.

La previsión de la brigada de carreteras de Ibias, que se dirige a trabajar al lugar del desprendimiento, es dejar habilitado durante la noche, al menos uno de los carriles.