La Confederación destina 410.000 euros a reparar los arroyos de Gillón tras la mina

B. G. H.CANGAS DEL NARCEA.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) destinará 410.758,57 euros al acondicionamiento de los arroyos de La Raíz y La Braña afectados por las escombreras del grupo Perfectas- Riotorno que explotó la compañía minera Antracitas de Gillón. Finalizada la actividad extractiva no ejecutó la correspondiente restauración del entorno. Así se desprende del proyecto presentado por la entidad, que ayer se hizo público en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) para someterse a información pública.

El proyecto recoge «un movimiento moderado de escombros, llevando a cabo la excavación de cauces y acondicionamiento de taludes en los tramos que resulte necesario, así como restaurando las márgenes y zonas de policía mediante la revegetación y plantaciones, con la mejora del entorno, eliminando los restos antrópicos presente». El tiempo estimado para la realización de las actuaciones es de dos meses.