'Ophelia' eleva la temperatura hasta los 35 grados en Asturias

Termómetro en Gijón, a primera hora de la tarde. / C. P
Termómetro en Gijón, a primera hora de la tarde. / C. P

El huracán, que llegó a alcanzar la categoría 3, hizo que la región se viera afectada por vientos del sur muy cálidos

M. M. C. GIJÓN.

Mediados de octubre y numerosos puntos del Principado soportaron ayer temperaturas que superaron de forma amplia los 30 grados. Las máximas se alcanzaron en torno a las cuatro de la tarde y afectaron sobre todo al occidente asturiano. Así, se llegó a 35,6 grados en Tapia de Casariego, 35, en Castropol; 34,4, en La Caridad; 34,3, en Avilés, y 32,1, en el aeropuerto de Asturias. Otros valores a resaltar fueron 32,8 en Peñamellera Baja y Ribadedeva; 32,7, en Colunga; 31,8, en Gijón, y 30,4, en Oviedo.

Estas elevadas temperaturas, según explica la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), se deben a la ubicación del huracán 'Ophelia' frente a las costas gallegas, lo que hace que a Asturias le afecten fundamentalmente vientos de componente sur, muy cálidos. Ese huracán, que en la madrugada de ayer alcanzó la categoría 3, se convirtió, según la Aemet, en «el de categoría más alta que se ha situado tan al este en el Atlántico». De cualquier modo, no se espera que este fenómeno afecte al Principado más allá de rachas de viento de hasta 90 kilómetros por hora en las cumbres de la cordillera. Otra cosa es en las costas gallegas, donde se espera fuerte oleaje y mucho viento.

Las temperaturas en Asturias comenzarán a bajar desde hoy y, después de muchos días de sequía, se espera que lleguen algunas lluvias e, incluso, chubascos, más frecuentes en el suroeste. Mañana se prevé que las lluvias se generalicen, con tormentas ocasionales, pero por la tarde se irán abriendo claros y remitiendo las precipitaciones.