Una junta de consenso gestionará la disolución de la Mancomunidad del Oriente

Los vocales asistentes a la constitución de la Mancomunidad del Oriente, votando a mano alzada la elección del nuevo presidente, Emilio García Longo. /
Los vocales asistentes a la constitución de la Mancomunidad del Oriente, votando a mano alzada la elección del nuevo presidente, Emilio García Longo.

Los grupos con representación en el ente se han repartido los cargos de gestión para trabajar de forma unánime en los trámites previos a la liquidación

ANDREA INGUANZOLlanes

El alcalde de Parres, Emilio García Longo, fue elegido ayer presidente de la Mancomunidad de Concejos del Oriente de Asturias. Así, el edil socialista encabezará una junta general en la que están presentes todos los partidos con representación en el ente supramunicipal, por expreso deseo de los ayuntamientos miembros. Así, y ante la ausencia de los alcaldes de Cabrales y Ribadedeva y otros dos vocales, los presentes votaron por unanimidad la proclamación de Longo.

Fue minutos antes del inicio de la sesión extraordinaria cuando los representantes de los grupos se reunieron para debatir las candidaturas a la Presidencia y, de forma unánime, decidieron presentar solo una. «Puesto que estamos frente a la liquidación de la Mancomunidad hemos decidido presentar una propuesta de consenso», explicaron.

De este modo también se expusieron el resto de cargos de la junta. Vicepresidente primero es a partir de ayer José Manuel González (alcalde de Cangas de Onís, del PP), la segunda es Rosa Domínguez de Posada (alcaldesa de Peñamellera Alta, de Foro) y el tercero es Enrique Riestra (alcalde de Llanes, de VecinosxLlanes). Como tesorero se eligió a Iván Allende, regidor socialista de Piloña.

Veinte concejales asistieron a la primera sesión de la Mancomunidad tras las elecciones del pasado mes de mayo. El mayor cambio lo experimenta quizá el concejo de Llanes, cuyos vocales perteneces a todos los partidos con representación en la Corporación municipal, mientras hasta el pasado mandato únicamente estaba presente el PSOE. El PP de Cangas también suma un representante, al igual que los conservadores de Parres, que entran a formar parte del organismo. En Piloña el PSOE pasa a tener dos vocales, el alcalde y una concejala.

La mesa de edad previa a la elección de la Presidencia la constituyeron Juan Carlos Armas (PP Llanes) e Iván Allende (PSOE Piloña). Ambos pasaron el testigo a Emilio García Longo cuando se cerraron las votaciones, que fueron a mano alzada. El nuevo presidente destacó que ésta «es una nueva etapa y la final, parece ser» de la Mancomunidad. «Espero que el consenso y la unidad se mantengan en todas las decisiones que se tomen en este camino que, confío, no sea demasiado largo a partir de ahora», apuntó.

De hecho, todos los presentes tienen en mente como objetivo principal la disolución de la entidad a pesar de que, tal y como dejaron entrever los vocales en sus comentarios, no se descarta que dentro de unos años pueda volverse a constituir un organismo conjunto. Son actualmente 12 los ayuntamientos mancomunados, tras la marcha hace años de Colunga, cuyo alcalde se prevé que presida desde hoy otra Mancomunidad, la de la Sidra, y la salida hace meses del Consistorio de Ponga.

En el encuentro también se cerró un acuerdo para aprobar el calendario de sesiones ordinarias, las cuales se espera que no sean demasiadas, pues los asuntos a tratar deberán debatirse seguramente en plenos extraordinarios. De este modo, se prevé celebrar sesiones una vez al trimestre, en la segunda semana del mes y en horario aún por determinar. La que será pronto es la próxima cita, también de carácter extraordinario, en la que se dará forma al organismo desde el interior, con el nombramiento de las comisiones. En concreto, todo apunta a que será únicamente una la que sea necesario diseñar, la de Hacienda y Servicios, donde quedan enmarcados tanto los asuntos de personal como los devenires del matadero comarcal, la piedra en el zapato de esta entidad, que impide su disolución. La junta liquidadora ha quedado ya constituida.

«Flecos sueltos»

Otro de los asuntos a tratar fue la urgencia con la que es necesario buscar un nuevo secretario-interventor para la Mancomunidad. Las circunstancias laborales de la persona que actualmente ocupa ese cargo la llevan a la jubilación, por lo que los ayuntamientos miembros deberán cubrir esta figura con urgencia, pues es necesaria su presencia en todos los trámites que restan por completar. Lo que se adelantó es que seguramente se opte por solicitar apoyo al servicio de asesoría de la Dirección General de Administración Local del Principado. La secretaria saliente quiso apuntar que, al expediente de liquidación, «le quedan muchos flecos sueltos».