El juez pospone la declaración de Álvarez Campillo por el 'caso Fombella' para incorporar testimonios anteriores

Dolores Álvarez Campillo/
Dolores Álvarez Campillo

El magistrado del TSJA quiere «refrescar la memoria» con las palabras que la exalcaldesa y otros investigados pronunciaron durante el procedimiento por la ampliación del hotel Kaype

Lucía Ramos
LUCÍA RAMOS

La comparecencia de la exalcaldesa de Llanes y diputada en la Junta General, la socialista Dolores Álvarez Campillo, ante el juez instructor de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) Ángel Aznárez por el 'caso Fombella' ha quedado pospuesta hasta el próximo lunes, 18 de febrero. El motivo de esta suspensión temporal es la decisión del propio magistrado de incorporar al actual procedimiento las diferentes declaraciones que en su día tuvieron lugar con motivo de la instrucción por la ampliación del hotel Kaype. Una medida con la que el juez pretende «refrescar la memoria» y también que la exregidora llanisca pueda prestar su testimonio teniendo en cuenta lo que ya se declaró en su día, según indicaron fuentes próximas al caso.

La medida, «muy garantista para los derechos de todos los investigados», según manifestaba a las puertas del TSJA uno de los abogados de las defensas, fue comunicada por Aznárez a las partes esta misma mañana, antes de que Álvarez Campillo entrase a la sala para prestar declaración. Por este motivo la exalcaldesa y diputada no llegó a ofrecer su testimonio, cosa que sucederá en la tarde de este lunes.

La instrucción del procedimiento pasaba en enero a manos del magistrado del TSJA después de que la jueza llanisca se inhibiese a su favor al tener Álvarez Campillo la condición de aforada. Previamente, la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instructor de Llanes ya había tomado declaración al resto de personas investigadas por un posible delito de prevaricación por omisión al permitir que el arquitecto Javier Fombella continuase prestando servicios y pasando facturas al Ayuntamiento llanisco durante nueve años, después de que finalizasen los dos contratos menores firmados en 2006 y 2007 que, por cierto, la Fiscalía reconoce como legales. Durante ese tiempo, el arquitecto llegó a cobrar en torno a 450.000 euros del Consistorio.

Según señaló en varias ocasiones el actual alcalde, Enrique Riestra (Vecinos por Llanes), fue Fombella quien rubricó el informe de agrupación de fincas que en su día permitió conceder la licencia de ampliación del hotel Kaype. Permiso que posteriormente sería declarado ilegal por la justicia, que también ordenó la demolición de la nueva edificación. Sin embargo, para algunas de las defensas, «no existe relación» entre aquel procedimiento, que finalizó con la absolución de todos los investigados, y el que actualmente se investiga.