Dolor en la montaña por la muerte de Félix Moradiellos en Picos de Europa

Félix Moradiellos

El Greim de Cangas de Onís rescató el cadáver esta mañana, tras ser localizado de madrugada por un grupo de amigos

GLORIA POMARADAGijón

Un vecino de Arenas de Cabrales, Félix Moradiellos López, falleció ayer al despeñarse en la zona cántabra del Macizo Oriental de los Picos de Europa. El joven, de 36 años y que ejercía como taxista en el concejo, salió de casa para pasar el domingo esquiando en la montaña y fue visto por última vez al mediodía por la zona del refugio de Ándara. Una hora después mantuvo contacto telefónico con un familiar, pero a partir de ese momento se le perdió la pista.

Al ver que no regresaba, a primera hora de la tarde familiares y amigos, se acercaron a la zona para buscarlo, pero al empezar a anochecer y seguir sin noticias de él decidieron alertar de la desaparición a la Guardia Civil, que activó un plan de búsqueda a través del Greim de Potes.

Sobre las tres de la madrugada un grupo de amigos localizaron el cuerpo sin vida del esquiador, en una de las laderas de nieve del monte Montendiu, perteneciente al término de Bejes del municipio cántabro de Cillorigo de Liébana.

Desde ese momento el Greim de Cangas de Onís se hizo cargo del operativo de evacuació y tras valorar la situación, decidieron realizar el rescate del cuerpo esta mañana con ayuda de un helicópeto del cuerpo de Asturias. Así, poco antes de las 09.15 horas el cadáver fue recuperado y trasladado en la aeronave hasta el helipuerto de Tama. Desde la Benemérita señalan que el joven, conocedor de la zona, falleció al precipitarse por la ladera. Sus allegados indican además que el joven no estaban esquiando cuando se produjo la caida, pues los esquís fueron hallados en el ascenso a la ladera. Las primeras hipótesis apuntan a que Moradiellos decidió cubrir el último tramo hasta la cumbre a pie y fue ahí cuando sufrió la caída. Está previsto que en las próximas horas se realice la autopsia, para proceder mañana a abrir la capilla ardiente en el tanatorio de Arenas y celebrar el funeral al mediodía del miércoles.

Félix Moradiellos era una persona muy conocida en el concejo cabraliego tanto por su profesión de taxista como por su afición a la montaña. De hecho practicaba esquí y era un habitual de las carreras de montaña desde hace años. Se da la circunstancia de que el joven perdió a su hermano mayor en otro accidente hace año y medio. David, de 39 años, se precipitó entonces al río Casaño desde una altura de seis metros mientras intentaba acceder a su domicilio por una ventana.

Imágenes de una tragedia