«Si cae un alud, estamos vendidos», advierten los vecinos de Sotres

'Helena' ha dejado varios centímetros de nieve en Sotres. /KAELIA COTERA
'Helena' ha dejado varios centímetros de nieve en Sotres. / KAELIA COTERA

En Ribadesella el viento derribó una farola en el paseo de la playa y un panel informativo en el de La Grúa

Lucía Ramos
LUCÍA RAMOS

La borrasca 'Helena' ha dejado nevadas y fuertes rachas de viento y oleaje en la comarca oriental. Aunque su paso no está siendo tan destructivo como el del temporal de la pasada semana, que generó numerosas inundaciones y argayos, sí que se han registrado algunas incidencias, principalmente en los concejos más elevados y en la costa.

Así, en la localidad cabraliega de Sotres permanecen en estos momentos incomunicados debido a la nieve caída durante la noche. «La máquina quitanieves comenzó a limpiar la carretera, pero tuvo que darse la vuelta al llegar a la primera curva, así que seguimos encerrados», explicaba la joven ganadera Kaelia Cotera a este diario hace unos minutos. Desde el Ayuntamiento indicaron que el personal de obras trabaja para poder solucionar el problema «cuanto antes», pero en Sotres comienzan a estar cansados de una situación que se repite cada vez que nieva. «Además, la fresa lleva tiempo averiada, con lo que si cae una buena nevadona como la de octubre o hay un alud, estamos vendidos», lamentaron desde el pueblo más alto del Parque Nacional de los Picos de Europa, donde se acumulan más de veinte centímetros de nieve. El blanco elemento bajó también a cotas menores, llegando incluso a Arangas, donde hay una fina capa de unos seis centímetros.

A nivel del mar no fue la nieve, sino el fuerte viento, el que provocó varios desperfectos. En la capital riosellana resultó derribada una farola de las que iluminan el paseo de la playa de Santa Marina y lo mismo sucedió con uno de los monolitos que sirven de explicación a los paneles de Mingotes en el paseo de La Grúa. Ambos objetos ya han sido retirados por el Servicio de Obras del Ayuntamiento de Ribadesella.

El viento derribó una farola en Ribadesella.
El viento derribó una farola en Ribadesella. / E. C.

Asimismo, en el concejo de Amieva se registraba hace unas horas un argayo en la carretera que conduce a la pequeña localidad de Eno, que los operarios muncipales ya se afanan en retirar. Además, en Cangas de Onís permanece cortada al tráfico la carretera que une el Santuario de Covadonga y los Lagos, la CO-4. 'Helena' ha dejado, además, intensas granizadas durante toda la madrugada y las primeras horas del día en la comarca. En Llanes, los usuarios de Vodafone llevan varias horas sin servicio.