El primer detenido en Galicia cometió una «negligencia mientras asaba chorizos»

Una perra lleva a su cachorro, calcinado en Nigrán, en la boca. / EFE
Una perra lleva a su cachorro, calcinado en Nigrán, en la boca. / EFE

«Cualquiera que este fin de semana prendiera un fuego es un inconsciente», sostiene la responsable gallega de Medio Rural

E. C. GIJÓN.

Mientras la imagen de una perra -con el cadáver de su cría en la boca- que regresó a su hogar, en el municipio pontevedrés de Chandebrito, en Nigrán, para buscar a su cachorro, al que encontró completamente calcinado, se convertía ayer en uno de los símbolos de los incendios que han arrasado parte de Asturias, Galicia y León, las investigaciones empiezan a dar sus frutos. Un hombre era arrestado ayer en Galicia bajo la acusación de haber prendido un fuego el pasado domingo en una finca familiar situada a 300 metros de las casas, cuando las quemas estaban prohibidas. Es la primera detención por la oleada de incendios en la comunidad gallega, donde ya no queda ningún fuego activo.

Esta persona, de 55 años, habría cometido una «negligencia» dado que, según indicó el alcalde de Os Blancos, estaba asando chorizos. Las llamas que habría provocado arrasaron una hectárea. Además, el detenido tiene antecedentes por quema de rastrojos y el arresto se pudo llevar a cabo gracias a la colaboración ciudadana.

«Siempre hay una intención»

«Cualquier persona que durante este fin de semana prendió un fuego es una inconsciente y, por lo tanto, hay una intención siempre detrás, sea la que sea», sentenció la conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez, quien añadió que «no hay peros que sirvan» ante las miles de hectáreas quemadas, que se están ahora perimetrando para determinar el territorio arrasado.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció ayer que se aprobará un decreto de ayudas para los afectados por la ola de incendios.

 

Fotos

Vídeos