La princesa Leonor refuerza su papel institucional al acudir a los Premios Princesa de Asturias de este año

La princesa Leonor debuta en los Premios Princesa de Asturias de este año
La princesa Leonor, en la Ermita de la Santa Cueva. / REUTERS

Zarzuela anuncia que la heredera de la Corona, que en octubre cumplirá 14 años, también presidirá este otoño los Premios Princesa de Girona

MARÍA EUGENIA ALONSO

El pasado 12 de octubre, en el corrillo que se formó alrededor del Rey tras la recepción que sigue al desfile en el Palacio Real, volvió a formularse la pregunta. La misma que se repetía desde que accedió al trono. «Majestad, ¿acudirá Leonor a la entrega de los Premios Princesa en Oviedo a final de mes? La Princesa tiene más o menos la misma edad que usted cuando presidió por primera vez en el Campoamor...». «Que se tome mi ejemplo no supone que todo vaya a hacerse igual. Todo a su tiempo», respondió don Felipe ante los periodistas.

Y ese momento ha llegado. La princesa Leonor presidirá el 25 de octubre, en el Teatro Campoamor de Oviedo, la ceremonia de los premios que llevan el nombre del heredero de la Corona. Ante ese mismo auditorio, en la entrega de los galardones de mayor proyección internacional de nuestro país, el entonces príncipe Felipe fue afianzando su papel institucional. Tenía la misma edad que la Princesa de Asturias. Don Felipe había cumplido los 13 el 30 de enero de 1981. Doña Leonor llegará a los 14 el 31 de octubre, solo seis días después de su estreno en Oviedo.

Quedan aún algunas incógnitas por resolver. La principal, quizás, si la heredera de la Corona pronunciará su primer discurso oficial, que no palabras, puesto que la primogénita de los Reyes ya puso voz al artículo 1 de la Constitución en los actos conmemorativos del cuarenta aniversario de la Carta Magna el año pasado. Se ha dicho, y se sigue diciendo, que el discurso que cada año da don Felipe con motivo de la entrega de estos premios es el más personal de todos cuantos escribe. Y ahí, con sus palabras, ha ido creando un relato que le ha permitido abrirse a la sociedad. Desde las tablas del Campoamor, don Felipe, al tiempo que ha sabido poner en valor los logros y avances de nuestro país de las últimas décadas, también ha sido crítico y contundente con temas tan dispares como el terrorismo, el desempleo o la violencia de género. Y, aunque hoy se desconoce si Leonor hablará o no en la ceremonia, sí es seguro que en algún momento tomará el relevo de su padre para crear su sello propio.

Sí se conoce, porque así lo ha anunciado Zarzuela, que la infanta Sofía acompañará a la princesa Leonor al Principado de Asturias, como hizo en septiembre del año pasado en el Real Sitio de Covadonga, donde las hijas de don Felipe y doña Letizia protagonizaron su primer viaje institucional fuera de Madrid, con motivo de los centenarios del Reino de Asturias, de la Coronación Canónica de la Virgen y de la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga.

En el Campoamor

Lo que se intuye, teniendo en cuenta el ejemplo pasado de don Felipe con sus padres, es qué lugar ocupará una y otra en el Campoamor. Así, es más que probable que doña Leonor tome asiento a la derecha del Rey sobre el escenario, donde estrechará manos y felicitará a los premiados, mientras que la infanta Sofía comparta con la reina Sofía el palco real del teatro ovetense, donde se citan anualmente representantes de todos los estamentos de la sociedad.

Los Reyes, que durante años han tratado de preservar la imagen de sus hijas, tratando de educarlas como cualquier niña de su edad, sin descuidar tampoco sus obligaciones como miembros de la Familia Real, creen que ha llegado el momento de que tanto Leonor como Sofía empiecen a desempeñar el papel institucional que la historia les ha encomendado. De ahí que este año, además de acudir a la ceremonia de los Premios Princesa de Asturias, también asistirán a la entrega de los Premios Princesa de Girona, que previsiblemente se entregarán en noviembre en Barcelona, en un acto que coincidirá con el décimo aniversario de la Fundación. Supondrá a su vez la primera visita de la Heredera de la Corona a Cataluña.

Y, poco a poco, la presencia pública de una y otra irá incrementándose, sobre todo la de la princesa Leonor. Es una de las consecuencias, además, de la renuncia de don Juan Carlos a participar en actos de la Corona. Cuando el padre del rey Felipe anunció hace unas semanas su decisión de dejar la vida pública, desde Zarzuela se avanzó que esta circunstancia coincidiría con el despegue institucional de la heredera de la Corona. Y ahora ya se confirma que doña Leonor, a punto de cumplirse cinco años desde que asumió el título de Princesa de Asturias, da otro paso más en su papel como primera en la línea de sucesión al trono.

Más noticias