El Principado ofrece una subvención máxima de 1,1 euros por billete en el vuelo a Madrid

El Principado ofrece una subvención máxima de 1,1 euros por billete en el vuelo a Madrid
Airbus de Vueling con su llamativa pintura. / SERGIO LÓPEZ

La ayuda para la ruta a Londres, a punto de expirar, consumió 544.500 euros al año e incrementó un 24,7% el pasaje en la ruta británica

RAMÓN MUÑIZ GIJÓN.

En las últimas semanas expiró el convenio que tenía el Principado con un conglomerado liderado por Iberia para la «promoción turística en el mercado nacional». Detrás del eufemismo estaba un mecanismo que entregó 1,5 millones de euros al año para propiciar vuelos baratos a destinos del país. El cierre de ese grifo, junto a la falta de competencia, es uno de los factores que encarecen ahora los vuelos a Madrid y Barcelona. Así lo mostró un chequeo realizado por este periódico el domingo. En el buscador Skyscanner se identificaban 78 variantes de horarios y precios para ir y volver a la capital del país en el mismo día, de lunes a viernes. El precio medio para ese billete combinado era de 516 euros. La misma operación arrojaba en Santander tarifas promedio de 94 euros más bajas, mientras en Bilbao salían 95 euros más económicas y, desde La Coruña, nada menos que 108 euros más livianas.

El consejero asturiano Isaac Pola venía defendiendo que legalmente no podía convocar un nuevo convenio sin dejar expirar el anterior. Solventado ese contratiempo, el departamento de Empleo, Industria y Turismo ha sacado el nuevo concurso, esta vez acotando que el objetivo es la promoción y mejora de la «conectividad aérea» con Madrid y Barcelona. A tal fin se destinará un máximo de 726.000 euros al año (IVA incluido). Es decir, la mitad de los fondos que se dedicaban al anterior convenio. El pliego que rige la puja especifica no obstante que el dinero se ha calculado «a tanto alzado, en base a precios de mercado en función de licitaciones anteriores de similares características».

Las aerolíneas interesadas tienen hasta el 24 de octubre para presentarse a un concurso exigente. Para la ruta a Madrid, la ayuda máxima anual es de 484.000 euros (con IVA), pero a cambio se pide una amplia oferta. Como poco, el pliego requiere que aviones con un mínimo de 120 plazas realicen 1.750 operaciones de ida y otras tantas de vuelta a la capital. Los aspirantes deben poner así sobre la mesa como poco 420.000 billetes al año con la terminal de Barajas. Son condiciones que dejan la ayuda máxima por billete en 1,1 euros.

46,7 euros en internacional

La Unión Europea tiene bajo lupa este tipo de subvenciones, y aunque permite el apoyo a la apertura de nuevas rutas, en casos de conexiones ya operativas se muestra especialmente celosa. Ello explica la diferencia económica con el convenio firmado en 2015 con Volotea para mejorar la conectividad internacional. La aerolínea rubricó un pacto a cinco años, por el que obtendrá 3,2 millones. A cambio se comprometía a fletar 70.000 plazas a Italia y Alemania. De quedarse en esa cifra, el apoyo equivaldría a 46,7 euros por billete.

Hay un debate abierto sobre la eficacia que tienen estas ayudas. En 2011 la Comisión de la Competencia desveló que las administraciones estaban regando con cerca de 250 millones a las aerolíneas para mantener sus rutas. En los cinco años anteriores el Principado participó de aquella política cediendo 8,6 millones, según aquel informe que advertía de que esa financiación podía ser considerada ayuda de Estado y, por tanto, ilegal a ojos de Bruselas.

De hecho, un trabajo de tres profesores de la Universidad de Cantabria, titulado 'El caos de las ayudas públicas a las aerolíneas de low cost', contrastó los datos sobre ayudas con el movimiento de pasajeros obtenido. En sus conclusiones situaron a la terminal de Santiago del Monte entre las que apenas habrían visto incrementada la demanda pese al dinero concedido.

El asunto admite la discrepancia. El tercer convenio firmado en los últimos años fue para la ruta a Londres, con Vueling. Formalizado en octubre de 2016, está a punto de concluir a menos que el Principado active una prórroga. En los 22 meses en los que ha estado operativo y de los que ya hay datos oficiales, la conexión movilizó a 251.779 viajeros. Supone un 24,7% más del pasaje con la capital británica respecto al periodo anterior. Para incentivarlo, el Principado abona 544.500 euros al año.

Más

 

Fotos

Vídeos