Vecinos de La Fresneda indignados por el brutal ataque de una perra a una niña

Zona del parque de agility de La Fresneda cerca de la zona donde la bóxer atacó a la pequeña. / PABLO NOSTI
Zona del parque de agility de La Fresneda cerca de la zona donde la bóxer atacó a la pequeña. / PABLO NOSTI

La menor, de diez años, recibió 26 mordiscos, tres en el cuello y varios cerca de la femoral, y tuvo que ser operada, aunque está fuera de peligro

MARCOS GUTIÉRREZ LA FRESNEDA.

Una niña de diez años fue atacada el sábado por una perra de raza bóxer en el parque canino de La Fresneda. El can le dio 26 mordiscos por todo el cuerpo, por lo que tuvo que ser intervenida en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde permanece ingresada fuera de peligro. El incidente tuvo lugar a media tarde, en el parque de agility de la urbanización, un espacio habilitado para que los perros disfruten al aire libre. Según explicaron testigos presenciales, la bóxer, que iba sin correa, arremetió contra la menor.

De inmediato, los familiares la trasladaron al centro hospitalario. Asimismo, el dueño del perro tuvo que ser atendido en una ambulancia que se trasladó al lugar de los hechos por el estado de nerviosismo y ansiedad que presentaba tras el ataque. Al parecer, la bóxer ya había atacado a otro perro anteriormente. Tanto su dueño como la familia de la pequeña son vecinos de La Fresneda, donde el suceso provocó una gran alarma. Entre los residentes en la urbanización sierense, donde hay un elevado número de canes, existen opiniones enfrentadas sobre la convivencia entre mascotas y vecinos. Fuentes municipales explicaron ayer que la pequeña estaba fuera de peligro pese a haber sido intervenida de urgencia de las mordeduras, tres de las cuales se localizaron en el cuello y algunas incluso cerca de la femoral. «Desde el Ayuntamiento lamentamos que la irresponsabilidad de una persona casi haya causado una catástrofe», explicaron. En este sentido recalcaron que ahora hay que «escuchar a los diferentes colectivos, la Plataforma Vecinal de La Fresneda y la asociación de vecinos, para ver qué soluciones se pueden tomar». En este sentido «es una obviedad que muchas personas tienen perros grandes y los sueltan, pero es cuando se ven estas cosas cuando la gente toma conciencia de lo que no se puede hacer». Dichas fuentes destacaron que se barajaran soluciones con vecinos, dueños y colectivos, tales como la creación de otro parque o una zona vallada.

El presidente de la Asociación de Vecinos de La Fresneda, Oscar Llamas explicó que, «cuando salió la normativa de llevar los perros atados, lo publicamos y mucha gente dueña de perros nos criticó. Solo avisamos a la gente de que los podrían multar, pero cuando pasan cosas como esta es cuando nos damos cuenta de que no deben ir sueltos». Salva Peralta, vecino de la urbanización recalcó que «personalmente estoy harto, aquí siempre pasa lo mismo». «Mucha gente suelta a los perros grandes y luego llevan atados a los pequeños. La gente se tiene que concienciar de que esto no puede ser».

Más información

Una vecina de la urbanización sierense explicó esta mañana que «el gran problema es que se aprobó una normativa que no se desarrolló. No sé las cifras exactas, pero aquí la población canina será de más de 1.000 perros». «Es verdad que hay malestar, pero como en todo hay gente civilizada y gente que no lo es y que no pasea adecuadamente a los perros», añadió. Esta vecina indicó que «en el parque canino no caben todos los dueños de perros», si bien no quiso culpar a todos los vecinos con animales de la zona. Pese a todo admitió que «hay ciertos dueños de perros que son complicados, gente conflictiva».

José María Rozada consideró que «un problema» añadido a la presencia de perros en La Fresneda «puede ser que el llamado 'parque canino' no está cercado». Consideró, sin embargo, que «el problema es más amplio, y tiene que ver con algunos dueños de perros que no son responsables con el animal que tienen. Pero ese no es un problema de La Fresneda sino general de calidad cívica. Otra vecina subrayó que «yo, como madre, como vea un perro suelto lo voy a denunciar. Aquí al perro, en algunas casas, se les valora más que a la familia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos