El turismo asturiano cierra «la mejor Semana Santa de la década»

Cangas de Onís. Las calles del centro de la villa estuvieron repletas de turistas toda la mañana, con muchos aparcamientos con el cartel de 'completo'./XUAN CUETO
Cangas de Onís. Las calles del centro de la villa estuvieron repletas de turistas toda la mañana, con muchos aparcamientos con el cartel de 'completo'. / XUAN CUETO

El sector turístico cierra la primera cita vacacional del año con una ocupación media del 80% | Hoteles, campings y casas rurales confirman la prolongación de las estancias hasta nueve días con un incremento de la rentabilidad del 15%

CHELO TUYAGIJÓN.

El sector turístico asturiano tiene dos fechas marcadas a fuego: 2008 y 2015. La primera corresponde al año 'histórico' por excelencia, cuando la llegada de turistas llegó a la cifra récord de 1.826.122 viajeros e hizo soñar a empresarios y políticos con romper el techo de los dos millones de visitantes. Una cifra tótem que no se logró hasta 2015. En el listado de años a recordar, 2019 parece estar buscando hueco. De momento, la Semana Santa ha sido «la mejor de la década».

La declaración es unánime entre los propietarios de hoteles urbanos, de casas rurales o de camping. Los apartamentos turísticos y los pisos privados convertidos en alojamiento, denominadas Viviendas de Uso Turístico (VUT) también coinciden en que este año «vinieron más turistas y más tiempo».

Lleno hasta el domingo

Tanto que Asturias cierra hoy una Semana Santa de nueve días en los que ha mantenido una media de ocupación del 80%. Ayer, ocho de cada diez plazas hoteleras gijonesas continuaban reservadas, ya que el viajero ha preferido esperar hasta hoy para marchar. Decisión que, según varios empresarios hoteleros consultados, supone un incremento de la rentabilidad «de hasta el 15%» en esta primera gran cita vacacional del año.

«Ha sido la mejor Semana Santa de los últimos años. Vinieron más turistas y lo hicieron por más tiempo», confirmó el presidente de la Federación Asturiana de Turismo Rural (Fastur). Adriano Berdasco, con una de las primeras casas rurales abiertas en la región, tiene claro que «ha sido diferente a los últimos años. Tuvimos ocupación no solo los festivos, como ocurría últimamente».

Una sensación en la que coincide con Ana Soberón, vicepresidenta del Clúster de Turismo Rural. «En los días festivos hay poco que mejorar, ya que siempre se llenó. Este año las estancias han sido más largas, lo que es un buen presagio para el verano», apuntó.

Termómetro del año

Porque, como recuerda Soberón, la Semana Santa se utiliza siempre como termómetro para comprobar la temperatura que tendrá el sector turístico a lo largo del año. Nueve días con una ocupación media del 80% parecen augurar «un buen verano». Así lo espera, al menos el presidente de la Asociación Regional de Casas de Aldea (ARCA).

Más información

«Ha sido un buen inicio de temporada que esperamos se mantenga», dijo Jaime García, a la vez que reiteraba: «La ocupación ha sido alta, incluso en la semana previa hubo reservas, aunque en menor volumen, pero hubo».

Una respuesta clónica a la del nuevo presidente de Incatur, la asociación turística del oriente. «Coincidimos en que ha sido una gran Semana Santa, con alta ocupación y estancias más largas», confirmó Saúl Pascual. Con apoyo del tiempo, «que acompañó», dejó claro Tony Amieva, del Camping de Deva.