El San Agustín inicia las pruebas del nuevo equipo de resonancia magnética

El San Agustín inicia las pruebas del nuevo equipo de resonancia magnética

La previsión es que el servicio pueda volver a acoger pacientes en unos día y comience a dar salida a las 773 personas pendientes de cita

RUTH ARIASAVILÉS.

El Hospital San Agustín inició ayer las pruebas del nuevo equipo de resonancia magnética, que se prevé poner en marcha en las próximas semanas. La máquina supondrá una importante mejora para el servicio de radiodiagnóstico del centro sanitario, ya que aportará una mejor calidad de imagen y podrá atender hasta a 24 pacientes diarios.

La inversión realizada asciende a 600.000 euros, que han servido no solo para adquirir el equipo, sino también para remodelar la sala en la que se realizan las pruebas. El nuevo equipo requiere además una modificación de los programas informáticos como de las máquinas de exploración, además de la instalación de un nuevo sistema de comunicación con los pacientes, una nueva mesa y la modernización de la consola de trabajo. Es la inversión más importante que se ha realizado en el área sanitaria en los últimos tiempos.

La nueva resonancia magnética dotará al San Agustín de la última tecnología digital en radiodiagnóstico, lo que redundará en una mejor atención a aquellos pacientes que más requieren de este tipo de pruebas: los que sufren algún tipo de cáncer, los que padecen trastornos cardiacos y aquellos afectados por procesos neurológicos.

Durante estas últimas semanas se ha estado derivando pacientes a otros centros asturianos pero, si las pruebas del nuevo equipo salen correctamente, en breve serán nuevamente citados en el San Agustín donde, a día de hoy, hay 773 pruebas pendientes de cita en espera y la demora media alcanza los 43,84 días, siendo la más baja de los hospitales públicos del Principado. La demora en el HUCA, por ejemplo, llega a los 163 días, mientras que en Cabueñes es de 59 y en Mieres y Langreo de 82 y 63 días respectivamente. La media de Asturias se encuentra en los 110 días. Por debajo de Avilés solo está el hospital concertado de Jove, donde los pacientes que acuden para una resonancia solo esperan una media de doce días.