La difusión de fotos íntimas afecta también a menores de Avilés, Castrillón y Corvera

La difusión de fotos íntimas afecta también a menores de Avilés, Castrillón y Corvera

Hay más de una veintena de jóvenes afectadas en un caso que ha alarmado a la comunidad educativa de toda la comarca

RUTH ARIAS AVILÉS.

La difusión de imágenes íntimas de varias chicas avilesinas menores de edad, estudiantes de Secundaria, a través de un archivo que ha corrido como la pólvora de móvil en móvil a través de Whats- App y grupos de Instagram no solo afecta a jóvenes de Avilés, sino también de otros concejos de la comarca. Según ha podido saber este periódico, entre las víctimas hay un portante número de alumnas del colegio Santo Ángel y del Instituto Número 5, pero también de otros centros avilesinos como el San Fernando o los institutos Menéndez Pidal o el de La Luz. El caso incluso ha salpicado a jóvenes de Castrillón y Corvera, estudiantes de los institutos de Los Campos e Isla de la Deva, en Piedras Blancas.

La Policía Nacional ya investiga el origen de este archivo, aunque las jóvenes apuntan a un alumno de uno de los centros en el que hay más adolescentes afectadas. Las chicas habrían accedido a enviar sus fotografías de contenido erótico a jóvenes de su misma edad en el marco de una conversación privada, aunque fueron engañadas, ya que en realidad el objetivo era otro diferente.

En contexto

La difusión de estas imágenes ha causado una gran inquietud tanto entre las víctimas como en su entorno familiar y, de hecho, ya el pasado viernes la madre de una de ellas acudió a la Comisaría de la Policía Nacional a presentar una denuncia, a raíz de la que se inició la investigación policial, que continuará en los próximos días para tratar de identificar al autor.

Las jóvenes que han sido objeto de este engaño, y que han vivido como decenas y decenas de personas, sobre todo chicos de su misma edad y de sus mismos ambientes, veían fotografías en situaciones que ellas no hubieran deseado, son muy jóvenes, de entre catorce y dieciséis años de edad la mayor parte de ellas.

Archivo borrado

El archivo comprimido que contenía las imágenes de las chicas, y que se distribuyó a través de un enlace, ya ha sido suprimido, pero la alarma continúa tanto por el alto número de víctimas como por la aparente facilidad con la que estas accedieron a compartir instantáneas íntimas con otros jóvenes, sin ser quizás conscientes de lo que podía ocurrir y de que las imágenes podían acabar siendo vistas por otros muchos jóvenes diferentes a aquellos a los que, inicialmente, se las habían enviado.