El Principado mantendrá operativa la estación contra la contaminación del Matadero

La estación del Matadero seguirá activa. / MARIETA
La estación del Matadero seguirá activa. / MARIETA

El equipo servirá para registrar la actividad del puerto de Avilés y la producción industrial de la zona y sus datos seguirán siendo públicos

FERNANDO DEL BUSTO

El Principado de Asturias mantendrá operativa la estación de medición de la contaminación del Matadero, una de las que ha dado siempre unos índices más altos en el registro de las partículas en suspensión menores de diez microgramos (PM 10).

El pasado viernes se publicaba que este punto de control se excluía de los registros empleados para el plan de calidad del aire de Avilés. En la actualidad, se tienen en cuenta los indicadores de la plaza de la Guitarra, avenida de Cervantes, Llaranes y Salinas.

La decisión fue autorizada por la Unión Europea y es operativa desde el pasado viernes al evidenciarse que ese punto no aportaba datos sobre la calidad del aire en las zonas residenciales.

La decisión se ha tomado basándose en diferentes razones. Por una parte, es obvio que no existen viviendas residenciales en las proximidades de la estación, además de encontrarse en un lugar al que los ciudadanos no acceden fácilmente.

También se constató que otras estaciones situadas en lugares próximos, como el patio del Colegio Público de Raíces, no aportaban registros preocupantes de PM10, cuando así lo hacía Matadero. Esto demuestra que, aunque ayuda a medir la polución, estos registros no son un reflejo de lo que accede a la zona urbana, sino de lo que se produce en ese espacio industrial.

Control

Por esta razón, la Consejería de Infraestructuras, Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Principado ha decidido mantener operativo este equipo por su importancia para vigilar la contaminación. Y es que su ubicación permite conocer la actividad de la industria de la zona, ya que se encuentra en las inmediaciones de Asturiana de Zinc y de Chemastur. Además, también aportará datos sobre la polución en el tráfico de graneles del puerto avilesino.

No es la primera vez que se cambia una estación de ubicación. La de Llano Ponte, por ejemplo, pasó a la avenida de Cervantes al considerar que su ubicación era menos expuesta al tráfico.