De no recibir la renuncia a dictar la orden de carcel

La excepcionalidad vivida estas últimas semanas a propósito de un caso complejo, con ingente documentación y cinco acusados, ha llevado a la Sección Tercera de la Audiencia Provincial a mantener una dirección fija e inamovible desde que comenzaron los primeros sobresaltos a finales de julio, con la renuncia del abogado Pelayo Mijares a continuar con la defensa de Natalio Grueso.

Sin embargo, los dos recursos presentados por el letrado de oficio pidiendo la suspensión por la imposibilidad de llevar a cabo una buena defensa con tan poco tiempo para preparar el caso, llevaron ayer al tribunal a emitir dos comunicados. En primer lugar, asegurando no haber recibido la renuncia del abogado de oficio. Y, en segundo, con la orden de prisión para Grueso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos