«Lo mejor de la playa ye el chigre»

Ramón Blanco, con su Stratocaster, ensayando para hoy. / OMAR ANTUÑA
Ramón Blanco, con su Stratocaster, ensayando para hoy. / OMAR ANTUÑA

La banda celebra esta noche en la plaza Mayor de Gijón sus 30 años de música | «Lo del acuerdu de gobierno ye como vender una vaca, tendrán que movese los dos», analiza el cantante y guitarrista

P. A. MARÍN ESTRADAGIJÓN.

Esta noche Los Berrones se suben al escenario de la plaza Mayor para repasar sus tres décadas de trayectoria de la mano de Pachi Poncela en un espectáculo titulado 'La Asturies que berra'. Ramón Blanco, su 'frontman', anuda ya el pañuelo para darlo todo con su banda en un concierto «distintu y muy especial».

-Llevan 30 años berrando sin parar.

-Echando la vista atrás yo mismu me sorprendo, aunque siempre tuvimos los pies en el suelu, nunca quisimos pasar a la historia. Hay gente que te para: «Crieme con vosotros». Ye un halagu enorme y algo faríamos. Pero tampoco ye pa tanto.

-¿Aquellos guajes de Tolivia pensaban que iban a llegar tan lejos?

-No, no. Entonces la mayor satisfacción era que te saliese una canción sin desafinar, luego vimos que-y prestaben a la gente y lo siguiente fue tocar, sonar en la radio o la tele. Acuérdome cuando fuimos a 'Rockopop' , entrar en Prado del Rey y decí-y a Olegario: «Nun puedo creer que temos aquí». Ya nos considerábamos pagaos.

-¿Lo más guapo que les pasó?

-Que después de los años conserves fans de siempre y que se incorporen nuevos. Que unos padres te digan: «el míu fiu ta tol día colo vuestro» no tien preciu.

-¿Y lo peor?

-La muerte de Chema el batería. Son coses que te dejen tocáu, pero sigues adelante. Lo demás, tonteríes.

-¿'Lo vuestro cómo ye' para gustar a varias generaciones?

-Qué si yo. Hablamos de vivencies nuestres o pañamos lo que se diz en el chigre y por eso se identificarán. Más que de lo rural, tratamos temas vistos por alguien que ye de pueblu con humor y un poco de crítica social, lo que oyes por ahí. Lo importante ye saber qué quieres contar y que no sea: «Voy a la playa con la toalla».

-Han lanzado más de un 'zasca' a los políticos. ¿Les cantaría 'La de les vacaciones' por irse sin gobierno?

-Esto ye como cuando un paisano llevaba una vaca al mercáu, si no-y daben lo que pedía, volvía con ella pa casa. ¿La culpa era del que no quería paga-ylo o de él por no rebajar? Si uno diz vamos a pactar, pero de aquí no me muevo, ta too dicho. Habrá que movese los dos. Poner sentíu.

-¿Somos 'un país de pandereta'?

-Últimamente más. Hay coses que asusten. Los que defienden tradiciones absurdes o sanguinaries son los que dicen que pa qué gastar perres en una lengua que no se habla.

-Hablemos del verano. Usted no es de los que se 'turria' en la playa.

-Gústame que faiga calor, pero teniendo yo una sombra. Lo que más me presta de la playa ye el chigre que ta enfrente, onde nun me dé el sol. Lo mío ye el río, meteme y sentame nuna piedra, embaxo unos ablanares. Tas como Dios.

-¿En la 'fardela' qué música lleva?

-Canciones de los 60, 70, 80 que me parecen muy amañoses pa oir en el coche, nada de ritmos actuales. De guaje gustábame el latín, pero con lo latino nun puedo.

-¿Invitarán hoy a Poncela a cantar con ustedes?

-No ta previsto, pero no lo descartes.