Víctor Manuel, la Orquesta de Cámara de Siero, Dana Raz, Andreas Prittwitz y el Coro El León de Oro en «un concierto histórico»

El León de Oro conmemoró el 125 aniversario del Teatro Campoamor. / PABLO LORENZANA
El León de Oro conmemoró el 125 aniversario del Teatro Campoamor. / PABLO LORENZANA

El Teatro Jovellanos acogerá el próximo sábado, día 20, un recital en el que se combinarán la música y la danza con el patrocinio del Aula de Cultura de EL COMERCIO

A. VILLACORTA GIJÓN.

Doce años han llovido ya desde que un grupo de amigos alumbrase en la localidad mierense de Cenera Serondaya, una asociación llamada a «demostrar que en los pueblos también se pueden hacer muchas cosas para fomentar la cultura». Así que, cansados «de tener que ir siempre a buscarla a Gijón, Oviedo o Avilés», se pusieron manos a la obra y sembraron un germen que hoy se ha transformado en un colectivo que agrupa a 790 socios de toda Asturias y que organiza decenas de actividades culturales durante todo el año: desde visitas a distintos lugares de España a los Conciertos de la Panadería, que ya suman cerca de ochenta actuaciones en directo, pasando por la entrega de los Premios Serondaya a la Innovación Cultural. Unos galardones que, en sus distintas categorías y a lo largo de sus seis ediciones, han logrado situarse como una referencia a nivel regional y nacional en el reconocimiento a iniciativas de todo tipo, valoradas por su aportación novedosa al ámbito de la cultura y a su universalidad desde un compromiso con el desarrollo local de las comunidades en las que realizan su actuación.

Un tributo al buen hacer desde Mieres al mundo que está a punto de alcanzar un nuevo hito, porque la Asociación Cultural Serondaya ha organizado «un concierto histórico» que el próximo sábado, día 20 de enero, a partir de las 20.30 horas, conjugará en el gijonés Teatro Jovellanos, y con el patrocinio del Aula de Cultura de EL COMERCIO, la experiencia artística de Víctor Manuel con el lenguaje corporal, arriesgado y desafiante de la bailarina israelí afincada en Asturias Dana Raz, la magia de la trompeta de Andreas Prittwitz, la excelencia sonora de las voces del coro luanquín El León de Oro y la frescura innovadora de la Orquesta de Cámara de Siero bajo la dirección de Manuel Paz, reunidos por primera vez en un escenario.

«Será un encuentro artístico emotivo e inaudito», avanza Fulgencio Argüelles, al frente de Serondaya, que cuenta que, también por vez primera, todos los ganadores del Premio Serondaya a la Innovación Cultural en el epígrafe de las Artes -a excepción de Forma Antiqva, cuyos miembros tenían compromisos profesionales previos que les impedirán estar en Gijón- se reunirán para ofrecer «un espectáculo único». Porque, «además de hacer lo que tan bien saben hacer, sumarán fuerzas y artes para conjugar música y danza» y ofrecer al público combinaciones tan sorprendentes como una peculiar interpretación de 'La planta 14' en la que el baile de Dana Raz acompañará a los acordes del tema emblemático de Víctor Manuel, mierense ilustre que, aunque no se encuentra en la nómina de galardonados, es invariablemente miembro del jurado que otorga el premio.

Y todo, solo un día después de que el último de los premiados por Serondaya en la categoría de las Artes, el Centro Internacional de Investigación Teatral (TNT), ponga en escena en el coliseo gijonés junto al colectivo de Mujeres de El Vacie 'Fuenteovejuna', la inmortal obra de Lope de Vega que tiene mucho del espíritu de esfuerzo común que impulsó a Serondaya hace doce años. La misma inspiración que esperan seguir manteniendo mucho tiempo y, por eso, han titulado este concierto 'Así que pasen... años'.

«Vamos a seguir trabajando para que nos conozcan en toda Asturias y para demostrar que en Cenera también hay cultura y que una asociación sencilla y humilde como esta puede alumbrar actividades tan importantes como este recital que nunca soñamos llegar a organizar».

 

Fotos

Vídeos