Cynthia Zebaze, finalista de 'Got Talent': «Ellos remaban, yo sacaba el agua»

Cynthia Zebaze y el vicepresidente del Ateneo, Luis Rubio. / FOTOS: PALOMA UCHA
Cynthia Zebaze y el vicepresidente del Ateneo, Luis Rubio. / FOTOS: PALOMA UCHA

La cantante rememora su viaje en patera hasta España | Esta camerunesa afincada en Gijón contó en el Ateneo Jovellanos su odisea en el Mediterráneo junto a doce hombres y cantó varias canciones

IRENE DÍAZGIJÓN.

La historia de Cynthia Zebaze se dio a conocer hace un año gracias al programa de televisión 'Got Talent'. Fue entonces cuando descubrimos a esta cantante camerunesa que, tras haber vivido una odisea para llegar hasta España, pudo explotar su talento como soprano en Asturias gracias al coro en el que cantaba. Ayer, en un acto organizado por el Ateneo Jovellanos en la antigua Escuela de Comercio de Gijón, volvió a narrar su historia ante un numeroso público al que deleitó también con la interpretación de varias canciones. Todo un lujo.

En conversación con el vicepresidente del Ateneo, Luis Rubio Bardón, la soprano explicó cómo llegó hasta España en una patera: «Para cruzar hasta Ceuta tuve suerte, porque en la patera éramos doce y yo era la única mujer. Era una lancha hinchable, los hombres remaban y yo sacaba el agua», recordaba. En el viaje, que duró casi un año, viajaron por mar desde Camerún hasta Nigeria, y después continuaron el trayecto por tierra pasando por Benín, Burkina Faso, Mali, Argelia y finalmente Marruecos, donde se vieron obligados a viajar por mar hasta Tánger y desde allí, a Ceuta.

Un largo periplo que Cynthia concluyó estando embarazada y «con una mochila como único equipaje», señaló. «Viendo la situación de mi país, decidí marcharme de Camerún de un día para otro, sin pensarlo. No tenía nada, y aunque mis padres no apoyaban mi decisión, me prestaron dinero para poder venir, pues en aquel momento mi padre trabajaba. A pesar de que tenía pasaporte, era necesario pagar al cruzar las fronteras», explicaba la cantante. Al llegar a Ceuta, transcurrieron siete meses mientras estaba en el centro de inmigrantes. Allí, relata Cynthia, había gente de todos los países. Los hombres estaban a un lado y las mujeres al otro. «Permanecimos allí hasta que el gobierno nos distribuyó. Aunque mi idea incial era irme a Francia, me quedé en Oviedo para dar a luz. ¡Y menos mal! En Asturias me encuentro muy bien», relataba la soprano.

En el transcurso de su intervención, Cynthia realizó varias pausas en su discurso para interpretar el conocido 'Ave María', de Schubert; la habanera de la ópera 'Carmen', el 'Signore, ascolta!', de 'Turandot'; y una canción típica de su país natal titulada 'Tam tam', entre otras.