GH DÚO

Un ataque de gota obliga a Irene Rosales a cargar con Kiko Rivera

Kik Rivera y Alejandro Albalá. /Telecinco
Kik Rivera y Alejandro Albalá. / Telecinco

La pareja vuelve a protagonizar uno de los momentos más comentados dentro de la Casa de Guadalix de la Sierra

Carla Coalla
CARLA COALLA

Se han convertido en dos de los primeros finalistas de 'GH DÚO', por lo que pronto podrían pasar a engrosar sus arcas familiares con el suculento premio. Irene Rosales y Kiko Rivera han contado tanto con la simpatía de sus compañeros (a pesar de los altercados protagonizados por el hijo de Isabel Pantoja con algunos concursantes, como Ylenia Padilla o Alejandro Albalá), resultando nominados en contadas ocasiones, como del público, que los ha salvado siempre de la expulsión.

Además, ambos han vivido momentos de todo tipo, desde la confesión de la adicción con la que ha luchado Kiko Rivera, como el aborto espontáneo sufrido por Irene Rosales cuando ya era concursante de 'GH DÚO'. De hecho, ella decidió volver a la Casa de Guadalix de la Sierra y seguir con su participación, al igual que su marido ha querido continuar ahora a pesar de haber sufrido un ataque de gota.

Este se habría producido a causa de la alimentación, ya que el escaso presupuesto con el que cuentan cada semana los obliga a llevar una dieta en la que abunda el «tomate, que me ha sentado muy mal», ha confesado Kiko Rivera. «He sufrido un ataque de gota fruto de una mala alimentación», confesaba el joven, que obligó a su mujer a cargar con él debido al malestar que sintió en ese momento y que le impedía moverse, literalmente.