Baloncesto | LEB Oro

Puesta en marcha del Liberbank

Javi Rodríguez conversa con uno de sus ayudantes. / H. ÁLVAREZ
Javi Rodríguez conversa con uno de sus ayudantes. / H. ÁLVAREZ

Javi Rodríguez llevó a cabo su primer entrenamiento como máximo responsable del banquillo ovetense

HUGO VELASCO OVIEDO.

Se acabaron las vacaciones para el Liberbank Oviedo Baloncesto que inició de manera oficial en el día de ayer la pretemporada 2018-19 con el primero de los entrenamiento del equipo.

El lugar escogido por Javi Rodríguez para la puesta de largo de su primer proyecto al frente del banquillo ovetense no fue otro que la que será la casa de los azules, el Polideportivo de Pumarín. Allí el técnico gallego reunió a los hasta ahora ocho jugadores de la primera plantilla, los ya conocidos Fran Cárdenas, Víctor Pérez, Óliver Arteaga y Davis Geks, quien finalmente llevará a cabo la pretemporada con los ovetenses en vez de con el Estudiantes como estaba previsto inicialmente. A ellos se les unieron las nuevas incorporaciones para la sexta campaña del Liberbank Oviedo en la LEB Oro, los internacionales finlandeses Roope Ahonen y Matti Nuttinen, el lituano Rolandas Jakstas y la joven promesa del Málaga Ignacio Rosa.

«Con ganas de empezar». Así de rotundo se mostraba Rodríguez ante el inicio de su nueva etapa dentro el club: «Es un paso más que he aceptado con ilusión y la responsabilidad que conlleva el cargo», añadía el gallego.

A la espera de la llegada de los dos últimos refuerzos con los que se dará por cerrada la primera plantilla, los canteranos del conjunto de la Liga EBA Alonso Meana, Edu Lada, Antón Bouzán y Alejandro Rodríguez se ejercitarán con el equipo durante la pretemporada, una tónica que será habitual durante el transcurso de la liga. Ya que se confiará en las jóvenes promesas de la canterana para completar las convocatorias.

Precisamente el hecho de no tener la plantilla aun confeccionada en su totalidad es uno de los handicaps con los que cuenta Javi Rodríguez a la hora de marcarse una hoja de ruta en este comienzo de la pretemporada: «Hasta que no terminemos el equipo es complicado, y hasta que no sea consciente de la plantilla que tengo realmente no me podré hacer una valoración objetiva de donde podremos estar».

Lo que en cambio si tiene claro el nuevo responsable del banquillo ovetense es el objetivo que se marca para esta temporada. «Competir en cada partido y aprovechar nuestras fortalezas para que nos lleven a donde nos merezcamos», en la que se presume una de las LEB Oro más reñidas de los últimos. «Va a ser una liga muy competida con grandes equipos que cuentan con grandes jugadores», explica Rodríguez quien declaró aun no conocer a fondo las plantillas de sus rivales.

Previo al trabajo sobre la cancha el gallego tuvo una charla con sus hombres en la que les quiso inculcar su filosofía: «Quiero que entiendan que este es un deporte que forman diez o doce jugadores en el que cada uno tiene sus cosas buenas, malas o regulares, pero en el que todos deben sumar».

El equipo tiene algo más de una semana de trabajo antes de su primera prueba, el sábado 8 en Pumarín, ante el que será uno de sus rivales en la liga y candidato a la lucha por el ascenso, el Palencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos