Baloncesto

Triunfo de carácter en casa del Lleida

Rolandas Jakstas e Ignacio Rosa luchan por un rebote con Miki Feliu y Filip Djuran. /Photodeporte
Rolandas Jakstas e Ignacio Rosa luchan por un rebote con Miki Feliu y Filip Djuran. / Photodeporte

El Liberbank Oviedo supo sufrir en los últimos minutos para llevarse la victoria | La gran actuación de Rolandas Jakstas, Óliver Arteaga y Roope Ahonen encaminó a los ovetenses al triunfo tras un primer cuarto perfecto

HUGO VELASCO LLEIDA.

A pesar de los temores que sobrevolaban el Pavelló Barris Nord de Lleida ante un posible desvanecimiento del Liberbank Oviedo Baloncesto dada la falta de efectivos en su plantilla y el cansancio acumulado del partido del miércoles, los jugadores de Javi Rodríguez supieron sacar adelante (67-70) su compromiso ante el que era uno de los líderes de la LEB Oro, el Força Lleida. Un triunfo fraguado en el primer cuarto, con el que se recupera la hegemonía lejos de Pumarín, tras el traspié de la semana anterior en Araberri.

67 Força Lleida

Robert Turner (2), Filip Djuran (16), Eric Stutz (2), Mass Fall (4), Sergi Quintela (5) -quinteto inicial- Adrián Chapela (9), Fernando Sierra (4), Miki Feliu (7), Ablaye Mbaye (12), Obi Kyei (6).

70 Liberbank Oviedo Baloncesto

Víctor Pérez (5), Óliver Arteaga (16), Rolandas Jakstas (15), Davis Geks (8), Sergio Llorente (4) -quinteto inicial- Roope Ahonen (12), Ignacio Rosa (2), Antón Bouzán (8).

parciales
12-23, 34-40, 47-57, 67-70.
árbitros
Pere Munar Bañón, Juan Francisco González Cuervo y Sergio Eduardo González Morán.
incidencias
partido correspondiente a la décima jornada de la LEBOro que se disputó en el Pavelló Barris Nord.

Después de la canasta inicial de Filip Djuran, quien fuese el máximo referente ofensivo de los ilerdenses, los ovetenses firmaron un parcial de 0-20 en cinco minutos, con un gran Rolandas Jakstas, que logró ocho de los puntos. De esta manera, el conjunto de Javi Rodríguez tomó una renta importante. que le sirvió como colchón hasta los compases finales del partido, en los que se vivió un nuevo desenlace de infarto.

Con la ventaja de dieciocho puntos en el electrónico (2-20), a base también del buen acierto en el perímetro de Davis Geks, el cuadro de Jorge Serna comenzó a recortar distancias aprovechándose de su superioridad en el rebote ofensivo. De esta manera se alcanzó el final del primer cuarto, con el 12-23 en el marcador, después que el Lleida le endosase a los ovetenses un parcial de 10-0 que se frenó con un triple de Antón Bouzán.

Precisamente el jugador del equipo de Liga EBA estrenó el segundo cuarto con otra canasta desde 6,75 metros en un periodo en el que la inseguridad se empezó a apoderar de los hombres de Javi Rodríguez, quienes ya no llegaban con tanta fluidez a la canasta rival. Esto hizo que el Lleida, con Djuran y Adrián Chapela al frente, creyese en la remontada y se metiese de nuevo en la lucha por el triunfo tras recortar la barrera psicológica de los diez puntos. Así, se alcanzó el descanso con los ovetense seis puntos arriba (34-40).

Tras el paso por los vestuarios y cuando el equipo más lo necesitaba, hizo su aparición Óliver Arteaga para hacer daño a la defensa ilerdense desde el poste bajo. Los puntos del pívot canario y de Jakstas lograron contener a un cuadro local que se había puesto a tan solo tres puntos (42-45), pero que iniciaría el cuarto final a diez de desventaja (47-57).

Los últimos diez minutos comenzaron con un arreón a la desesperada del Lleida, que con un triple de Sergio Quintela logró completar la remontada después de un parcial de 14-3, mientras que los azules abusaban del recurso en el tiro exterior.

Fue entonces cuando Roope Ahonen tomó las riendas del equipo y con sus puntos encaminó al Liberbank a su séptimo triunfo de la temporada. Una victoria no exenta de suspense, ya que Eric Stutz dispuso de un triple para forzar la prórroga, pero su lanzamiento no entró.

Más

 

Fotos

Vídeos