Asturias da color a la Vuelta

El gijonés Iván Cortina recibió la visita de 'Nalu', su perro. /  V. M. R.
El gijonés Iván Cortina recibió la visita de 'Nalu', su perro. / V. M. R.

Miles de aficionados disfrutaron del pelotón profesional desde las cunetas durante el recorrido entre Candás y La Camperona

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Asturias amaneció ayer en clave ciclista, con Candás como primer epicentro del pelotón. Las carreteras y las calles de acceso al puerto quedaron colapsadas desde un par de horas antes del mediodía por los centenares de aficionados que acudieron a presenciar la salida de la décimo tercera etapa de la Vuelta a España. La jornada fue un éxito rotundo no solo en Candás, sino también en Gijón, Sama de Langreo, Pola de Laviana y el resto de localidades por las que pasaron los corredores en su ruta hacia La Camperona.

Antes de la salida, los aficionados pudieron disfrutar en Candás de la cercanía de muchos corredores. La disposición de los autobuses de todos los equipos a lo largo del paseo marítimo permitió ver de cerca la puesta a punto de las bicicletas por parte de los mecánicos y el ajetreo previo a las etapas.

El más solicitado por sus fans fue Peter Sagan, convertido tras sus tres Mundiales consecutivos en una especie de icono pop. Para amortiguar la demanda de fotos y 'selfies', su equipo, el Bora-Hansgrohe, dispone de una figura en cartón a tamaño real del corredor, con la que posaron algunos jóvenes ciclistas de la Escuela Samuel Sánchez.

También registró un importante movimiento el autobús del Movistar. Varios aficionados esperaban para saludar a Alejandro Valverde y a Nairo Quintana, pero el murciano y el colombiano fueron de los últimos corredores del equipo en acudir al control de firmas y apenas se dejaron ver. Markel Irizar, del Trek, sí tuvo tiempo para charlar animadamente con un grupo de fans.

Sobre la arena de la playa algunos seguidores dibujaron un mensaje de bienvenida al pelotón a Candás. El 'speaker' de la Vuelta, Juan Mari Guajardo, tuvo unas cariñosas palabras para el fallecido Vicente López Carril, el corredor más importante surgido de Candás y de Asturias, con varias victorias de etapa en el Giro, el Tour y la Vuelta en los años setenta. Sus familiares estuvieron presentes en la salida del pelotón.

Antes del protocolario corte de cinta con el que dio inicio la etapa, la Banda de Gaitas de Candás interpretó una emotiva versión de 'Asturias, patria querida'. Después todo sucedió muy rápido. El pelotón enfiló la carretera de Gijón y en cuestión de minutos no quedó más que una imagen fantasmagórica del paso de la Vuelta por Candás.

Gijón también se vuelca

Ya en Gijón, los corredores recibieron el cariño de los aficionados en todos los barrios que recorrieron antes de enfilar la carretera Carbonera con dirección Noreña. Los grupos más numerosos se concentraron en La Calzada y en la avenida Gaspar García Laviana. En las aceras se vieron mensajes de ánimo para Valverde y sobre todo para Iván García Cortina, el único corredor asturiano de la presente edición de la Vuelta a España. Cortina, además, pudo saludar a varios familiares y amigos a su paso por el Alto de La Madera, donde entrena frecuentemente.

La caravana publicitaria que acompaña a la carrera antes de la llegada de los corredores también tuvo un importante seguimiento a su paso por Asturias. En Noreña, Venta del Soto, Sama de Langreo, Pola de Laviana, Rioseco, Tañes y Bezanes los aficionados disfrutaron, por ejemplo, del toro Tei-Tei, mascota de la Vuelta desde hace varias ediciones, así como de otras acciones publicitarias que se han convertido en una de las señas de identidad de la carrera. Esta tarde, en su camino hacia Nava, Asturias volverá a dar color a la Vuelta.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos