La Vuelta mantiene su apuesta por el Principado

El director de la Vuelta, Javier Guillén, en la salida. /  EFE
El director de la Vuelta, Javier Guillén, en la salida. / EFE

«No veo un motivo para tomarnos un descanso el próximo año», asegura Javier Guillén, director de la ronda española

VÍCTOR M. ROBLEDOLA CUBILLA.

La Vuelta dio ayer por terminado su paso por Asturias con buen sabor de boca. Junto a la meta de La Cubilla, el director de la ronda española, Javier Guillén, hizo un balance muy positivo de las tres jornadas asturianas, especialmente las dos con final en el Acebo y la cima lenense. «Han sido para repetir. Nos han enseñado el potencial que tienen estos dos puertos nuevos. Estoy muy contento, también por los días tan magníficos que hemos tenido. Deportivamente han pasado cosas y me voy con la sensación de que aquí hay que repetir», aseguró a EL COMERCIO.

Llevar un final de etapa a La Cubilla era una vieja aspiración del equipo de Javier Guillén. «Desde hace varios años sabíamos que íbamos a hacer esta etapa en La Cubilla, pero tenemos tantas cosas en cartera que debemos ir dando paso a todo poco a poco», explicó el director de La Vuelta. En ese sentido, Guillén quiso agradecer la colaboración «tanto con el Principado como con el Ayuntamiento de Lena». «La Cubilla posiblemente sea el puerto más demandado por el cicloturismo en todo este tiempo. Ahora ya está aquí y hay que disfrutarlo», añadió.

La intención de los responsables de La Vuelta es que la carrera regrese a Asturias el próximo año: «No veo motivos para tomarnos un descanso. Estoy encantado de venir a Asturias».

En principio, la ronda española apostará en 2020 en su paso por la región por puertos ya conocidos en ediciones anteriores. «Tenemos que cuajar lo que tenemos. La Vuelta es la única carrera de las tres grandes que año a año va a un mismo territorio y descubre algo nuevo. Si un año no lo hacemos, no pasa nada. Además, los puertos funcionan mejor una vez ya explotados. Yo sí me veo en Asturias. No sé el menú, pero seguro que será bueno», concluyó Guillén.