Lucía García vuelve a pisar el césped tras su lesión

Lucía García, durante un partido./E. C.
Lucía García, durante un partido. / E. C.

La jugadora del Real Oviedo B estuvo durante casi dos meses de baja tras un esguince en el ligamento externo del pie derecho

Elena S. Herrero
ELENA S. HERRERO

Hace siete semanas tuvo lugar uno de los partidos más esperados de la liga regional del fútbol femenino: el derbi entre el Real Oviedo y el Sporting. Un duelo que dejo un 3-1 a favor del equipo carbayón. Ese día, la jugadora azul Lucía García destacó por su estrategia y juego, algo que llevó al equipo a la victoria. Sin embargo, este resultado conllevó un sacrificio. A falta de unos minutos para el final, García sufrió una lesión que le ha obligado a estar separada de lo que más le gusta durante un tiempo.

«Cuando quedaba muy poco para terminar el partido, en una disputa de balón aéreo salté y me empujaron. Al caer, pisé mal y me hice un esguince en el ligamento externo del pie derecho», cuenta aún con dolor. Esta jugada dejó al Oviedo sin la centrocampista durante casi dos meses. «Al principio pensé que en unas semanas estaría lista para volver a jugar por lo que la lesión no me preocupó demasiado. Pero, cuando pasó ese tiempo seguí sintiendo dolor y me empecé a preocupar», recuerda la jugadora azul. Su objetivo era recuperarse y competir, pero para ello debía tener más paciencia. Una cualidad que se hacía difícil aceptar, pues sus ganas de correr sobre el campo y marcar goles junto a sus compañeras conseguían el efecto contrario. «Iba todos los días a rehabilitación y los viernes y domingos al campo con el resto del equipo».

La larga espera tuvo su recompensa: Lucía se recuperó y poco a poco fue entrenando y cogiendo de nuevo confianza. «Cuando volví a pisar el céped, la semana pasada, sentí muchísima alegría y ganas de competir de nuevo», explica emocionada. Ahora solo piensa en el futuro y en jugar el resto de la temporada. «Aunque este año la liga regional es mucho más larga, con equipos más fuertes y competitivos, nuestro objetivo sigue siendo el mismo: ganar la liga y en el caso de no ser así, seguir progresando como equipo». Sin duda, un sueño por el que peleará hasta el final. Pues si por algo se caracteriza Lucía, es por su tenacidad dentro y fuera del campo. Es por ello que aguarda con ansias el siguiente derbi, para el cual se encuentra más que preparada. «Pienso que va a ser un partido muy disputado y muy interesante, ambos equipos peleamos por el liderato. Eso sí, estoy segura que se lo pondremos muy difícil aunque sea en su campo».

Más noticias