Jony: «Iremos a Oviedo con todas las ganas del mundo para romper la mala racha a domicilio»

Jony, sonriente, posa en el túnel de vestuarios de El Molinón bajo una de las leyendas del himno rojiblanco.
Jony, sonriente, posa en el túnel de vestuarios de El Molinón bajo una de las leyendas del himno rojiblanco. / ARNALDO GARCÍA

«En partidos como este nunca hay un equipo favorito», asegura el extremo de Cangas del Narcea

JAVIER BARRIOGIJÓN.

Sin ninguna duda, Jony Rodríguez (Cangas del Narcea, 1991) es uno de los futbolistas del momento en el Sporting. Puede que, eso sí, con permiso de su compañero 'Pelo' Santos, un agitador por naturaleza. Un volcán en plena erupción. Lo mismo que el veloz extremo, que empieza a subir el volumen de su actuación y a afinar ese roquero juego que interpreta como pocos. Aupado a su primera titularidad contra el Nástic, al que enloqueció con su frenesí y sus cañonazos desde la banda en diversas fases del partido, enfoca ahora al Real Oviedo y al Carlos Tartiere.

-¿Cómo ha digerido el vestuario la victoria frente al Nástic?

-Era primordial ganar para seguir en la lucha para llegar a los puestos de 'play off'. Salimos muy bien al partido, pero a los diez o quince minutos ese parón que hubo por la lesión del portero del Nástic y de un jugador creo que nos hizo irnos un poco del partido. No llegábamos bien a la presión. Pero el gol de 'Pelo' (Santos) nos vino muy bien. Llegó el descanso, ajustamos todo y, en la segunda parte, fuimos muy superiores. En todo caso, estoy muy contento porque la victoria nos refuerza.

-Tiene una conexión muy buena con Michael Santos...

-Suelo hablar con los delanteros antes del inicio de los partidos y, tanto en la época anterior, como ahora, no es que tengamos delanteros altos. Por eso les digo que mis centros van a ir al primer palo, para que intenten anticipar. 'Pelo' tiene ese movimiento muy bueno. Castro, también. Siempre intentamos aprovecharnos de ello. En este partido no pudo ser, pero acabarán entrando.

-¿Cómo afronta el derbi?

-Es un partido especial porque, sin contar el encuentro de la primera vuelta en El Molinón, llevaba muchos años sin disputarse. Es un partido muy especial para la gente de Asturias, tanto para la del Sporting como la del Oviedo. Siempre se habla de que estos encuentros no dejan de ser tres puntos más, pero en partidos así hay un refuerzo brutal por detrás muy importante.

-Con sinceridad, ¿sintió algo de envidia sana en la primera vuelta por no poder participar?

-Sí. Lo pude seguir desde la lejanía, en Málaga. Al final fue un partido muy disputado, con reparto de puntos para los dos equipos. El Sporting se adelantó en el marcador. Hizo una buena primera mitad, pero se echó un poco atrás con el 1-0. El Oviedo adelantó líneas y consiguió empatar al final.

-¿Quién ve de favorito en este derbi? ¿El Oviedo por su clasificación?

-En partidos como estos nunca hay un equipo favorito. Está claro que el Oviedo viene de una buena dinámica. Lleva nueve partidos sin perder y a nosotros nos está costando sumar de tres puntos fuera de casa. Pero vamos a ir a Oviedo con todas las ganas del mundo para romper esta mala racha fuera de casa.

-¿Qué recibimiento espera a nivel personal?

-Pues un recibimiento como el que van a recibir el resto de mis compañeros. Será un partido intenso, disputado y en el que su afición intentará jugar sus bazas para apoyar a su equipo e intentar que se sienta arropado en todo momento. Sabemos donde vamos, a lo que nos enfrentamos y estamos preparados para ello.

-¿Usted cómo llega a este derbi?

-Volví al Sporting después de muchos meses sin competir. La verdad es que cada vez me encuentro más cómodo y soporto mejor la carga de trabajo y de minutos. Creo que di unos 75 minutos buenos a nivel físico ante el Nástic. Me encontré bien, cada vez más fino con el balón, que es lo que más cuesta cuando un futbolista lleva tiempo inactivo. Llego con la misma ilusión del primer partido que disputé con el Sporting y con ganas de dar la mejor versión de Jony.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos