«Dar el pregón del Sella es lo máximo, es la fiesta de todos los asturianos»

El laureado cocinero parragués Nacho Manzano pregonará el Descenso Internacional del Sella. / E. C.
El laureado cocinero parragués Nacho Manzano pregonará el Descenso Internacional del Sella. / E. C.

El prestigioso chef parragués será el encargado de abrir, el próximo tres de agosto, la 83 edición del Descenso Internacional

J. GARCÍA / E. P. ARRIONDAS.

Un ribereño que ha llegado a lo más alto en su profesión será el pregonero del 83 Descenso Internacional del Sella. El cocinero parragués Nacho Manzano será el encargado de subir el próximo 3 de agosto al puente Emilio Llamedo Olivera de Arriondas a leer los populares versos que preceden a la salida de la prueba piragüística.

El chef es todo un referente de la gastronomía asturiana y española. En su pueblo, La Salgar -a apenas tres kilómetros de Arriondas-, se hizo cargo junto a su hermana Esther del negocio familiar, Casa Marcial, un espacio de comidas que ha convertido en un restaurante de fama mundial con dos estrellas Michelin. A estas distinciones añade la que tiene La Salgar, en Gijón. En Asturias posee también los restaurantes Gloria, uno en Oviedo y otro en Gijón. El cocinero parragués dirige además Catering Manzano y es socio y director gastronómico de Ibérica Restaurants, que cuenta con ocho restaurantes en el Reino Unido.

Durante los últimos meses, Casa Marcial ha estado conmemorando con diversos eventos gastronómicos los 25 años que han cumplido Esther y Nacho Manzano al frente del restaurante. El Comité Organizador del Descenso (CODIS) quiere sumarse a esta efeméride con la elección de Nacho Manzano como pregonero de la edición de este año.

«Como parragués y asturiano creo que tener el honor de poder dar el pregón del Descenso del Sella es lo máximo», afirmó ayer el chef, emocionado por la oportunidad de desempeñar un rol especial en «la fiesta de todos los asturianos», que ha vivido intensamente desde su infancia. «Desde bien pequeñín bajaba con mi padre todos los sábados primeros de agosto, con el collar, a ver el Sella», rememoró el cocinero parragués, quien añoró el Descenso cuando le tocó vivirlo en la lejanía.

«Me caían las lágrimas escuchando el Descenso por la radio al no poder estar con mi padre y con mis amigos», aseveró Manzano, quien ahora vive el Sella junto a su hija. «No acostumbro a tener hábitos, pero siempre bajo con mi hija Julia a ver la salida todos los años, con lo cual podéis imaginar el honor y la alegría que me produce poder ser el elegido para el pregón», recalcó. «Será algo súper emotivo y una alegría inmensa que espero que se me quede en mi retina y en mi corazón para el resto de mi vida», deseó.

Nacho Manzano sucede en la lectura del pregón a Mara Santos, la palista con más victorias en el Descenso Internacional del Sella. El cocinero parragués celebró además que «en los últimos años se ha recuperado el espíritu de la fiesta, porque creo que hubo un paréntesis en el que se había perdido un poquitín».