Rajoy descarta el contagio de la crisis griega porque «España es un país serio»

Mariano Rajoy y Nicolás Sarkozy./
Mariano Rajoy y Nicolás Sarkozy.

El presidente defiende la gestión de su Gobierno y responde a Aznar que el PP ha sido la fuerza más votada en las tres últimas elecciones

NURIA VEGAMadrid

El presidente del Gobierno ha querido tranquilizar a los españoles en una jornada convulsa en la que todas las miradas se dirigen a Grecia para que se avenga a un acuerdo con Europa antes de que mañana concluya el plan de rescate. La inestabilidad en la zona euro, no favorece a nadie, admiten fuentes gubernamentales, pero Mariano Rajoy descarta un contagio y recuerda que en España ya se tomaron en su día las decisiones, que aunque difíciles, duras e incómodas eran necesarias para acabar llevando al país al crecimiento y el empleo. Lo demás lleva a lo que estamos viendo en Grecia, a que la gente no pueda sacar su dinero de los bancos. Por suerte, esto en España no va a pasar, porque España es un país serio y ha tenido un Gobierno serio, ha sentenciado.

más información

El jefe del Ejecutivo garantiza que los esfuerzos exigidos en esta legislatura han servido para evitar que la crisis se expanda, y ha llamado a las autoridades griegas a cumplir con sus obligaciones y poner algo de su parte, porque España está dispuesta a dialogar. Grecia tiene perfecto derecho a organizar un referéndum, dos, tres, y todos los que quiera, y desde luego tiene el respeto de todo el mundo, hace bien, pero lo que le decimos todos los demás de manera unánime es que aún puede negociar y Europa no puede cambiar sus normas, ha concluido.

Junto a él, el expresidente francés Nicolás Sarkozy, con quien almuerza Rajoy, ha elevado el tono al reclamar una Europa política fuerte que no ceda al chantaje del primer ministro griego, que quiere destruir Europa. Poco futuro le augura a Tsipras. Y si Podemos entiende que la actitud del país mediterráneo es ejemplar, Sarkozy tiene claro que no comparte el mismo concepto de ejemplaridad. Hay que oír de todo en la vida, ha añadido Rajoy en respuesta a la formación de Pablo Iglesias.

Aznar

Satisfecho con su gestión, el jefe del Ejecutivo no ha querido entrar a contestar directamente a Aznar cuando advierte de que los ciudadanos podrían decir una cuarta vez que no al PP de Rajoy en las urnas. Pero, para quien lo entienda, ha sacado pecho de su trayectoria. España entra en una etapa mejor y nosotros, como partido, hemos sido la fuerza más votada en las elecciones europeas, municipales y autonómicas, ha insistido. De hecho, si la formación se ha dejado por el camino su poder local es porque el PSOE ha preferido darle a Syriza-Podemos el poder antes que dejar gobernar a quien había ganado.