Alcoa dice que las plantas de Avilés y La Coruña son las menos competitivas

Instalaciones de Alcoa en Avilés. /MARIETA
Instalaciones de Alcoa en Avilés. / MARIETA

La multinacional, que acaba de anunciar el cierre de las dos plantas y el despido colectivo de los trabajadores, achaca la situación a problemas estructurales

EFEMadrid

Alcoa asegura que las plantas de Avilés y La Coruña son las menos productivas del grupo debido a los problemas estructurales que atraviesa, tanto productivos como tecnológicos, y prevé que continúen las pérdidas «significativas» que registran ambas instalaciones, que emplean a 686 trabajadores.

Debido a estos factores, la compañía ha anunciado el inicio de un procedimiento de despido colectivo que afectará a todos los empleados de sus plantas de Avilés y de La Coruña, que cuentan con 317 y 369 trabajadores, respectivamente.

Alcoa sostiene que los análisis realizados sobre la situación productiva de las operaciones en España concluyen que se podrían conseguir mejoras organizativas con el cese de la producción en Avilés y La Coruña, manteniendo la producción en una sola planta, la de San Ciprián, que produce tanto aluminio como alúmina.

Según los datos ofrecidos por Alcoa, la capacidad de producción de aluminio primario de Avilés y La Coruña es de 93.000 y 87.000 toneladas métricas anuales, respectivamente.

Además, la compañía se ha comprometido a trabajar para reducir el impacto de este proceso en los empleados y a negociar un plan social con los representantes de los trabajadores que permita alcanzar el «mejor» acuerdo para las partes «consciente de la repercusión humana y social de este anuncio».

En concreto, Alcoa asegura que las plantas de Avilés y La Coruña se encuentran afectadas por problemas estructurales productivos y tecnológicos como su menor capacidad de producción, una tecnología menos eficiente y elevados costes fijos.

En este sentido, indica que los problemas estructurales, unidos a factores externos de mercado, como la sobrecapacidad de producción de China, el elevado precio de las materias primas y el coste de la energía, han generado pérdidas «significativas» en estas plantas en los últimos dos años que previsiblemente continuarán.

Alcoa también ha indicado que «en un intento por superar estas condiciones adversas, ha hecho importantes esfuerzos» en los últimos años para reducir costes en las plantas de Avilés y La Coruña y mantener el empleo.

Sin embargo, señala la empresa, debido a una tecnología más antigua y menos eficiente, a la economía de escala y a otros factores, estas plantas continúan sin ser competitivas.

Así, conforme a la legislación vigente, Alcoa iniciará un periodo de consultas con los representantes de los trabajadores.

Tras este anuncio, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha calificado de «muy mala noticia» el cierre anunciado por la multinacional Alcoa de sus plantas en La Coruña y Avilés, y ha avanzado que planteará a su homólogo asturiano, Javier Fernández, trabajar conjuntamente para ofrecer una respuesta coordinada.

Por su parte, el Gobierno asturiano ha mostrado su rechazo a la decisión de la aluminera Alcoa de cerrar sus plantas en Avilés y La Coruña y ha criticado «la insólita forma de proceder» de la compañía, que hasta ahora no había advertido «por ningún medio» de esta posibilidad.

Por su parte, el presidente del Principado ha trasladado este rechazo a la dirección de la compañía y además se ha puesto en contacto con su homólogo gallego, según ha explicado el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno asturiano, Guillermo Martínez.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos