La huelga en la principal planta de Amazon en España retrasa parte de las entregas

Trabajadores en huelga de Amazon en San Fernando de Henares (Madrid)./Reuters
Trabajadores en huelga de Amazon en San Fernando de Henares (Madrid). / Reuters

En 2018 hubo seis protestas laborales por la falta de un convenio colectivo específico y este viernes, víspera de Reyes, hay convocado un nuevo paro en su centro de Madrid

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

Dos de cada tres trabajadores de la principal planta de distribución que Amazon tiene en Madrid -que concentra el 40% de su actividad en España- hicieron huelga a lo largo de este jueves en los diferentes turnos laborales, según estimó CC OO, aunque la empresa sostuvo que «la mayoría» fueron a su lugar de trabajo «como hacen a diario». Sin embargo, mientras ella no dio cifras de seguimiento del paro, el sindicato lo cuantificó en un promedio del 65% y advirtió de «importantes retrasos» en las entregas, e incluso un desvío de pedidos a otros centros.

El motivo de estas protestas, que ya se repitieron durante 2018 -hubo seis huelgas en el mismo centro, la última coincidiendo con el 'Black Friday', uno de los días de mayor número de operaciones para Amazon-, es la falta de un convenio colectivo específico para la planta madrileña de San Fernando desde abril, cuando caducó el anterior. A partir de entonces se les viene aplicando el sectorial, más restrictivo para sus condiciones laborales.

Desde la multinacional estadounidense sostienen que era el único centro con convenio propio -al resto ya se les venía aplicando el de logística-, y la falta de acuerdo hizo que se acabase con esa excepción. Sostiene, no obstante, que sigue ofreciendo «salarios competitivos (mínimo anual de 19.300 euros), un paquete completo de beneficios (sociales) y formación innovadora».

Para CC OO, sin embargo, hay categorías laborales que «no se están respetando» con el cambio de convenio, lo que ha provocado una merma salarial de hasta 3.500 euros a algunos empleados. También reclaman ligar sus sueldos al IPC y mayor cobertura de bajas.

Este viernes hay convocada otra huelga, justo antes de un fin de semana de muchas compras por la festividad de los Reyes Magos el domingo. Además, la planta de San Fernando ya venía recogiendo más trabajo en las últimas semanas al ayudar -junto a otros centros de todo el país- a satisfacer parte de los pedidos que Amazon recibe en Francia, donde sus empleados vienen realizando paros desde mediados de diciembre.