Uber y Cabify dejarán de operar en Barcelona

Las compañías VTC consideran que la «Generalitat ha cedido al chantaje de los taxitas» al ofrecerles una propuesta de acuerdo que recoge incrementar hasta una hora la precontratación obligatoria

AGENCIAS

Representantes del sector de los vehículos de alquiler con conductor, los VTC que usan plataformas como Uber y Cabify, han anunciado que se irán de Barcelona cuando se apruebe el decreto ley de la Generalitat que obligará a precontratar este tipo de servicios con 15 minutos mínimos de antelación.

«Desafortunadamente, la Generalitat ha cedido al chantaje del taxi y hemos decidido tomar medidas porque nos han impuesto el decreto», ha asegurado en declaraciones a los medios el presidente en Cataluña de la patronal Unauto VTC, Josep Maria Goñi.

En contexto

Goñi ha hecho estas afirmaciones tras una breve reunión con el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, tras la cual ha asegurado que las condiciones que impone el Gobierno catalán «obligan al cierre de estas empresas».

Calvet ha defendido que la regulación que promueve el gobierno catalán no perjudica a nadie ni va contra «marcas comerciales concretas», y ha asegurado a las VTC: «Estar en Barcelona es un buen negocio». «Queremos regular, quizá había algunos que no querían ser regulados y pretendían tener una barra libre. queremos que el sector sea competitivo y que el ciudadano se beneficie», ha resuelto.