«Tenemos miedo de lo que pueda ocurrir», dice la plantilla de Alcoa

«Tenemos miedo de lo que pueda ocurrir», dice la plantilla de Alcoa

Los trabajadores esperan que mañana la multinacional confirme si Parter cumple o no las garantías

LAURA CASTRO

Hoy es el último día para que Parter Capital Group presente las garantías financieras -unos 27 millones de euros- que Alcoa le reclamó para sellar la venta de las plantas de Avilés y La Coruña. Mañana la multinacional les informará de cómo culmina el proceso, pero mientras tanto la plantilla permanece en vilo. «Tenemos miedo de lo que pueda ocurrir», señalan los trabajadores que insisten en que tanto la opción de Parter como la ejecución del plan social suscitan grandes dudas.

En el caso de que el fondo de inversión suizo compre finalmente las factorías, el futuro de la plantilla solo estaría garantizado por dos años y a partir de ahí pasaría a depender de que se abarate el coste energético y se puedan rearrancar las series de electrolisis. Y si, por el contrario, la venta no llega a producirse, Alcoa se quedaría con las plantas, pero únicamente mantendría activa la fundición que daría empleo a unas 90 personas en el caso de la factoría de Avilés. No obstante, se desconoce durante cuánto tiempo seguiría operando las plantas.

«Despedirían a dos tercios de la plantilla y los que se quedan lo harían con condiciones precarias, pues no hay prevista ninguna inversión», explicó José Manuel Gómez de la Uz, presidente del comité de empresa de Avilés. Lejos del optimismo mostrado por el Principado ayer, Gómez de la Uz prefiere ser prudente. «Parece que la clase política lo da por hecho, nosotros nos movemos en otros escenarios», mencionó.

Los trabajadores recuerdan, además, que si la venta a Parter se efectúa, aún quedará mucho trabajo por delante. «Esto no está solucionado porque llegue el inversor. Tendremos que asegurarnos de que cumpla lo que prometió, igual que el Gobierno que aún no ha abaratado la energía», explicó el presidente del comité avilesino. «No dejaremos que se cuelguen medallas hasta que no saquen el estatuto, del que desconocemos hasta el contenido», lamentó.

«No se nos doblará el pulso»

Los secretarios generales de UGT y CC OO de Asturias, Javier Fernández y José Manuel Zapico respectivamente, han destacado la necesidad urgente de formar un Gobierno que impulse las medidas que reclama la industria asturiana, entre ellas, el estatuto para las electrointensivas.

Asimismo, ambos representantes sindicales se han referido a la situación de Alcoa. Mientras que Zapico ha advertido que «no se nos va doblar el pulso para luchar por el futuro de las plantas de Avilés y A Coruña a medio y largo plazo», Fernández se ha mostrado confiado en que Parter presentará las garantías financieras y podrá ejecutarse la venta. «No hay ni una sola razón para pensar que no se va a cumplir lo pactado y que no se materialice la compra», incidió el representante de UGT.