Arcelor propone prescindir de 200 empleados en Gijón ante la situación «crítica» de la planta

Arcelor propone prescindir de 200 empleados en Gijón ante la situación «crítica» de la planta

La empresa apunta que la línea de largos (que incluye carril y alambrón) esta en «grave riesgo de colapso» y, por tanto, urgen a comenzar la negociación de los despidos en julio

ÓSCAR PANDIELLO

La industria asturiana sigue sumando malas noticias. Arcelor ha anunciado esta mañana a los representantes sindicales de su planta de Gijón la necesidad de prescindir de 200 empleados debido a la situación «crítica» que atraviesa la línea de largos de la planta. Esta línea incluye carril y alambrón y, según destacó esta mañana la empresa, el «grave riesgo de colapso» hace necesario tomar medidas de este tipo. Este plan de productividad propuesto por la empresa, según informan desde la sección de Industria de CC OO, se deberá tramitar con carácter «urgente», con lo que se espera que las bajas se empiecen a negociar a partir del mes que viene.

Los problemas a los que alude la empresa, asimismo, se agravarán a partir de octubre con la parada del horno alto, las reparaciones en la acería, el cese de actividad de las baterías de cok en Avilés y el retraso en el arranque de estas baterías en la factoría de Gijón. Además de las bajas, desde la empresa ven necesaria la «saturación de los tiempos de cada puesto de trabajo y el aumento de las polivalencias», según destaca CC OO.

Más información

Estas 200 bajas, además se plantean en un horizonte de cinco años, aunque la mayor parte espera amortizarse entre este mismo año y 2020. Se espera que para octubre se cierre el proceso de negociación con los sindicatos. De permanecer estáticos y no concretar ninguna reforma, la empresa advierte de que las instalaciones de largos correrían peligro y, por tanto, también se comprometería la viabilidad del horno alto.