La 'Marcha del Aluminio' corona Pajares pendiente del móvil

Emotivo acto con integrantes de la 'marca negra'. /  JUAN CARLOS ROMÁN
Emotivo acto con integrantes de la 'marca negra'. / JUAN CARLOS ROMÁN

Una treintena de trabajadores de Alcoa participaron en la segunda etapa, que arrancó con citas en Mieres y Campomanes

E. PANEQUEGIJÓN.

Y llovió. Aguantó toda la jornada, pero, apagados los flashes de la foto de familia coronando el puerto de Pajares, llegó la tempestad. Metafóricamente. El sol y el cansancio estaban controlados. Los nervios ante las noticias que tenían que llegar de Madrid, no tanto. Quizá por ello, la treintena de trabajadores de Alcoa que conformaron la 'Marcha del Aluminio' en la segunda jornada subieron raudos y veloces. Sin exageración. En un rápido vistazo a los pulsómetros y demás medidores queda patente. Las marcas hablan por sí mismas mostrando que durante buena parte del trayecto se seguía el mismo ritmo de subida que el de la 'llana' primera etapa.

Un día que empezó con sol y con el emotivo intercambio de camisetas amarillas de 'Alcoa no se cierra' y las que portaban los mineros que protagonizaron la 'Marcha Negra' en 2012. No se quedó ahí, diez de ellos les acompañaron en esa misma subida que hicieron hace siete años para trasladarles su apoyo. También lo recibieron en Mieres. Muy efusivo a pesar del madrugón, a las 8, lugar y hora elegida para iniciar ayer la marcha. Ya temprano se dejaron ver su alcalde, Aníbal Vázquez, y líderes sindicales. No fue el único regidor que se quiso sumar. Una vez avanzada la marcha, en Campomanes, recibieron la visita de su homóloga en Lena, Gema Álvarez.

El trazado se prestaba a una menor presencia de vecinos. Es lo que tiene subir unas rampas como las de Pajares. Los pocos que se cruzaron por el camino eran unánimes: «¿Por qué en este país no se hace nada?». Incluso algunos se animaron a sumarse a la marcha, sin que dos prótesis de cadera se lo impidieran: «¡Claro que merece la pena! Por ellos merece la pena».

Y se coronó Pajares. Y se llegó al límite asturiano. Y se acabó el sol. Y la llamada llegó, ya bajo techo y volviendo a casa. El fondo Quantum, el que mayor interés despertaba entre la mayoría de la 'Marcha del Aluminio', se cae. Solo queda Parter. Sin duda, será el tema de conversación en las tierras leonesas por donde discurrirá la tercera etapa: La Robla-León.