Alcoa ultima un principio de acuerdo con la plantilla que permita ganar seis meses para encontrar un inversor

Concentración de los trabajadores de Alcoa este martes en Avilés./MARIETA
Concentración de los trabajadores de Alcoa este martes en Avilés. / MARIETA

Los trabajadores reclaman aún un esfuerzo mayor a la multinacional para reactivar las series de electrolisis

Noelia A. Erausquin
NOELIA A. ERAUSQUINGijón

Alcoa y los comités de empresa de las factorías de Avilés y La Coruña han acercado posturas y, según ha podido saber este periódico, ambas partes ultiman un principio de acuerdo, que permitiría ganar seis meses para encontrar un inversor. No obstante, este pacto aún no está cerrado y podría haber novedades en las próximas horas. Los trabajadores han logrado el compromiso de la multinacional de invertir 12 millones de euros en actualizar las cubas de electrolisis para su rearranque si se encuentra un inversor que quiera hacerse con las plantas, pero estaría condicionado a lograr el acuerdo de la parte social. Precisamente, este punto es uno de los que impide la firma, ya que la plantilla pide una inversión mayor -Alcoa puso 20 millones sobre la mesa en el caso de la planta de Portovesme (Cerdeña)-.

Además, ante la negativa rotunda por parte de la multinacional a revertir el proceso, los comités lograron que la empresa se comprometa a mantener la plantilla hasta el 30 de junio, incluso si cesa la actividad en parte de las instalaciones, y no aplicar el expediente de regulación de empleo temporal que había propuesto durante las negociaciones como paso previo a los despidos. Eso sí, para ello exigió que, si finalmente no hay cambio de titularidad, las salidas queden ya pactadas.

Tras la reunión de ayer, que acabó pasada la medianoche, el encuentro ha continuado hoy en la sede del Servicio Estatal Público de Empleo con momentos de mucha tensión, sabedoras las partes de que no queda tiempo. Para acompañar a la mesa negociadora se trasladaron a Madrid trabajadores y familiares de Asturias y Galicia, que se concentraron frente al edificio del SEPE.

«La solución depende de todos, de la voluntad de todas las partes, de que la empresa ofrezca realmente garantías de que se puede mantener la producción de las plantas hasta que encontremos un nuevo inversor. Tenemos en estos momentos abiertas negociaciones con inversores potenciales que se tienen que sustanciar, pero para eso necesitamos tiempo», recalcó ayer la ministra de Industria, Reyes Maroto.

Se cierre o no el acuerdo, el comité ha convocado a los trabajadores a una asamblea que se celebrará mañana a las 14.30 horas, para explicar el escenario que se les plantea.

Más información