Vesuvius enviará a dos asesores externos a la mesa para analizar el ERE

Los trabajadores de Vesuvius, la semana pasada, arengan a los participantes en una manifestación contra el cierre. / DAMIÁN ARIENZA
Los trabajadores de Vesuvius, la semana pasada, arengan a los participantes en una manifestación contra el cierre. / DAMIÁN ARIENZA

Amagó con no acudir a la reunión convocada para hoy por el Gobierno y ofreció el día 16 como alternativa, acabado ya el periodo de consultas

NOELIA A. ERAUSQUINGIJÓN.

La mesa convocada por el Ministerio de Industria para analizar el ERE de Vesuvius se iba a constituir esta tarde con o sin la empresa, después de que esta amagara el viernes con no acudir alegando problemas de agenda y de índole personal. Sin embargo, finalmente sí habrá representación de la multinacional, aunque no serán los directivos de la compañía que negocian el expediente de regulación. Según confirmaron fuentes de esta, asistirán dos asesores técnicos externos especialistas en reindustrialización. Ellos serán los encargados, junto a administraciones y trabajadores, de analizar todas las alternativas posibles para mantener la actividad industrial tanto en la planta langreana como en la de Miranda de Ebro, que es el objetivo del Gobierno central y del autonómico.

La reunión tendrá lugar esta tarde en la Consejería de Industria y a ella acudirá el consejero asturiano del ramo, Enrique Fernández; el viceconsejero de Economía y Competitividad de Castilla y León, Carlos Martín; el jefe del gabinete técnico del Ministerio de Industria, Luis Suárez; la alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú; representantes del Consistorio de Miranda de Ebro, miembros del comité de empresa de Vesuvius y de CC OO de Industria.

Desde la compañía se argumentó el viernes que sus representantes ofrecieron otras fechas alternativas para constituir la mesa, pero según ha sabido este periódico, lo que plantearon era celebrar la primera reunión el 16 de octubre, dos días después de que finalice el periodo de consultas. Tanto trabajadores como las administraciones consideraron esta propuesta muy poco seria, porque el ERE ya estaría en marcha. De hecho, este es el principal motivo que ha llevado a convocar la mesa el lunes, dado que los plazos para revertir la situación como se hizo hace una década se van agotando y solo queda una semana para que termine el periodo de consultas.

La presencia ahora de la empresa, pero mediante terceros, ha vuelto a generar malestar. «Les invitamos a que no se declaren en rebeldía y comparezcan ante las principales autoridades españolas y asturianas», instó ayer el secretario general de CC OO de Industria, Damián Manzano, que considera su actitud «lamentable y miserable» y una tomadura de pelo al enviar a la mesa «asalariados de tercera».